Los examinadores de Tráfico amenazan con otra huelga a partir de diciembre

Los examinadores de Tráfico amenazan con otra huelga a partir de diciembre
Roberto G. Lastra

Las autoescuelas riojanas reclaman al Gobierno central que cumpla sus compromisos y evite una protesta que «puede llevar al sector a la ruina»

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

Justo cuando habían empezado a recuperarse, las autoescuelas de La Rioja se han echado a temblar otra vez. Si un acuerdo de última hora en la reunión prevista para hoy en Madrid entre la asociación Asextra y la Dirección General de Tráfico (DGT) no lo evita, los examinadores volverán a la huelga en unos días por el incumplimiento de los acuerdos que pusieron fin a una protesta de más de seis meses que solo en La Rioja provocó un tapón de casi 3.000 aspirantes a conductores.

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) recuerda que hace ya un año, el 29 de noviembre del 2017, se firmó un acuerdo con todos los grupos parlamentarios del Congreso, a excepción del PP, para incluir en los Presupuestos del Estado un aumento de 250 euros mensuales en el complemento específico del colectivo, medida que fue recogida en una enmienda aprobada por unanimidad en la Cámara el 16 de mayo. Sin embargo, a punto de expirar el año, siguen sin cobrar y sin una respuesta, por lo que anuncian el inicio de una huelga en diciembre, que podría seguir en el 2019.

Desde la Asociación de Autoescuelas de La Rioja, en el mismo sentido que hizo el lunes la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) se mostró ayer el apoyo al colectivo examinador y se instó al Gobierno central a cumplir los acuerdos. «Ni la sociedad española ni las escuelas de conductores ni los propios examinadores pueden sufrir las consecuencias del retraso administrativo que conllevaría la huelga del colectivo examinador; por lo que solicitamos al Gobierno que haga todos aquellos trámites oportunos de manera urgente para solucionar este tema qué puede traer duras consecuencias para las autoescuelas que representamos, así como para los ciudadanos de este país. La voluntad social de gobierno no puede frenarse y llevar a la ruina a un sector que todavía está sufriendo las consecuencias de la huelga del año pasado», defendió ayer la asociación riojana en una nota.

«Sería terrible»

«Entendemos la postura de los examinadores, pero una nueva huelga sería ahora terrible para nosotros, porque, aunque en cualquier época afecta, ahora sería aún peor ya que en diciembre muchos jóvenes estudiantes aprovechan para examinarse. La anterior huelga hizo mucho daño al sector y justo ahora disfrutábamos aquí de una buena situación tras reforzarse la plantilla de examinadores gracias al empeño de la jefa provincial de Tráfico», resumía, en declaraciones a Diario LA RIOJA, José Antonio Rodríguez Pin, presidente desde el pasado septiembre de la Asociación de Autoescuelas de La Rioja

Consultada por este periódico, la propia jefa de Tráfico en La Rioja trasladaba el mismo diagnóstico. «Aquí ya no tenemos atascos y hemos logrado eliminar las listas de espera. Entre examen y examen, según el reglamento, tiene que pasar una semana y ese es el plazo que ahora llevamos de citación», explicaba Beatriz Zúñiga, quien, además, detalló que en la actualidad la Jefatura de Tráfico de La Rioja cuenta con cuatro funcionarios fijos -un coordinador de exámenes y tres examinadores- y que a la espera de cubrir la quinta plaza que queda vacante a lo largo del próximo mes de diciembre, se ha reforzado desde hace meses el servicio con el apoyo de dos examinadores itinerantes, uno procedente de Madrid y otro de Zaragoza.

 

Fotos

Vídeos