El alza de los precios de alquiler complica el alojamiento de los alumnos de la UR

Residencia universitaria La Ribera, junto al campus de la UR. /Antonio Díaz Uriel
Residencia universitaria La Ribera, junto al campus de la UR. / Antonio Díaz Uriel

Las inmobiliarias estiman subidas del 15%, con precios que oscilan entre los 175 y los 920 euros según su tamaño, ubicación y equipamiento | A pesar de todo, La Rioja es la tercera comunidad donde es más barato alquilar un piso, aunque es, de paso, donde más ha subido el precio por habitación

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El incremento del interés por alquilar pisos aumenta el precio. Es la ley de la oferta y la demanda. Unos de los principales clientes del arrendamiento de viviendas son los estudiantes. La Universidad de La Rioja acoge cada curso a unos 4.300 estudiantes. Y en el curso pasado el 52,85% de ellos (un total de 2.269 matriculados en enseñanzas oficiales: grado, máster y doctorado) proceden de fuera de Logroño. Muchos de ellos y, sobre todo los de fuera de la región, precisan residencia.

La Oficina del Estudiante de la UR dispone del servicio de la bolsa de pisos que presta a los alumnos y a propietarios particulares. En el más de un centenar de referencias que contiene se puede observar una amplia gama de precios. Por ejemplo, uno alquilado completo y con capacidad para cuatro personas oscila entre los 450 y los 920 euros; para tres, entre 400 y 700; dos, entre 350 y 450; y los individuales, entre 175 y 250, dependiendo de su situación, equipación y si incluye o no gastos.

Los precios, para el inquilino, suben si alquila una habitación de forma individual, aunque pueden reducirse hasta los 100 euros si se comparte habitación con derecho a cocina junto a una familia. La mayoría de estos pisos de alquiler se encuentran en la zona universitaria: los barrios del IX Centenario, Madre de Dios y Ballesteros, aunque se pueden encontrar ofertas para estudiantes por toda la ciudad.

Desde Fincas Rioja, María Ángeles explica que «la mayor parte de los que alquilan pisos para estudiantes son particulares, las inmobiliarias lo trabajamos poco». No obstante, reconoce que han subido mucho los precios -«hace casi un año nos sobraban los pisos de alquiler»-, y que también se ha notado un incremento de compras de pisos en la zona universitaria como inversión para alquiler a estudiantes. «El inversor busca un piso para acondicionarlo y subir el arrendamiento», explica.

En la inmobiliaria Solozábal, aunque estiman que este tipo de alquileres supone un porcentaje muy bajo de su negocio, calculan que el precio de los arrendamientos habrá crecido un 10% en el último año, sobre todo debido al aumento de los interesados. «Hay mucha demanda, pero también oferta. Otra cosa es que la demanda sea de calidad, es decir, con garantías, que pueda hacer frente a una fianza, por ejemplo», aclaran.

Óscar Martínez, de la inmobiliaria Iregua, calcula que el precio de los alquileres ha podido subir entre un 10 y un 15% durante el último año y que ya, un piso por 200 o 250 euros es muy difícil de encontrar para alquilar, como sí sucedía años atrás. «La demanda sigue igual de fuerte, pero la oferta sigue bajando y eso hace que se incremente el precio, como es normal», expone Óscar Martínez, y añade: «Cuando uno tiene muchos clientes es más fácil alquilar, por eso sube el precio».

Además

A pesar de todo, La Rioja es la tercera comunidad donde es más barato alquilar un piso, aunque es a la vez donde más ha subido el precio de las habitaciones, según Fotocasa, hasta un 11,3%. Los estudiantes, frente a esta subida, tienen una cierta ventaja, opina el responsable de la inmobiliaria Iregua: «Como se pueden juntar tres o cuatro personas para compartir un mismo piso, el incremento en el precio total no se nota tanto, pero quien lo alquila de forma individual, sí».

Los contratos de arrendamiento suelen durar diez meses, no un año entero sino el correspondiente a un curso académico, es decir, de septiembre a junio. Esto facilita que muchos propietarios puedan realquilar la vivienda durante los meses de julio y agosto para uso turístico. En el portal Pisos.com existen actualmente 79 ofertas de alquiler con variedad de zonas y precios. Entre ellos, se especifica, por ejemplo, «solamente para estudiantes» uno de 100 metros cuadrados en la calle Caballero de la Rosa, por 450 euros al mes, y otro de 110 en la misma vía por 750; un tercero en avenida de la Paz, «junto al campus», de 90 metros cuadrados por 650 euros; uno más en Cascajos, «ideal para estudiantes» por 550; y, en Padre Marín, se especifica uno para estudiantes o profesores por 600.

En opinión del presidente del Consejo de Estudiantes de la UR, David Peso, «lo que busca el estudiante para alquilar un piso es que esté en la zona universitaria y cuanto más barato, mejor». Lo habitual es que durante el primer curso se acceda a una residencia y, después, se comparta piso «por la libertad que ello supone». «En un principio, los padres también prefieren la residencia para que los jóvenes tengamos mayor control, pero en cuanto conoces a gente prefieres un piso por la libertad de horarios y comidas», justifica David Peso, quien calcula que el precio medio del piso de alquiler compartido es de 500-600 euros, mientras que las habitaciones individuales se pagan a 260-300.

Hasta el Consejo de Estudiantes no han llegado quejas sobre el aumento de precios, pero David desea promover una modalidad de alquiler del que aún no tiene constancia en La Rioja pero sí en otras comunidades: «Las viviendas intergeneracionales permiten a los estudiantes residir gratuitamente o a muy bajo precio a cambio de compartir tareas del hogar o de compañía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos