UGT estima un seguimiento del 5% en la huelga en la prisión de Logroño con una aplicación del 90% de mínimos

Cárcel de Logroño. / Justo Rodriguez

La mejora salarial, la reclasificación del centro y la contratación de personal, entre las medidas que se solicitan

LA RIOJALogroño

La primera jornada de huelga convocada hoy en la puerta del centro penitenciario de Logroño cuenta con un seguimiento estimado global del 5 % y unos servicios mínimos del 90 %, ha informado a Efe el delegado de UGT en la prisión de la capital riojana, Juan Pablo Pérez.

La huelga, que ha sido convocada en toda España por los sindicatos UGT, CSIF, ACAIP, CIG y CCOO, tiene como objetivo una demanda de mejoras laborales de los empleados públicos y para ello, en Logroño, un grupo cercano a 35 trabajadores se encuentra ante la puerta de la cárcel con dos pancartas con los lemas «Prisiones sin agresiones» y «Prisiones en huelga. Por un trabajo digno y por un salario justo».

En torno al 16 % nacional

Instituciones Penitenciarias cifra el seguimiento de la huelga general de funcionarios de Prisiones en un 15,91 por ciento en La Rioja, una cifra que se eleva al 50,43 de media nacional, mientras que los cinco sindicatos convocantes lo elevan al 85 por ciento en el turno de mañana, que ha transcurrido sin incidentes, salvo los cortes en los accesos de varios centros.

Según informa en un comunicado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, los más de 80 centros penitenciarios y de inserción social dependientes de la Administración del Estado funcionan «con normalidad» en la primera jornada de huelga convocada por los sindicatos CC.OO, UGT, CSIF, Acaip y CIGO a la que están llamados 25.000 trabajadores.

Prisiones asegura que al turno de mañana, iniciado a las 8.30 horas y con un seguimiento medio de la huelga del 50,4%, se ha incorporado «la práctica totalidad» de los servicios mínimos. Los únicos problemas, según Prisiones, se han registrado a primera hora en algunas carreteras de acceso a las cárceles, lo que ha provocado un retraso en la entrada de trabajadores del turno de mañana y, por tanto, una dilación en el relevo con los del turno de noche.

Por comunidades autónomas, los centros con más seguimientos del paro han sido los situados en Murcia (67,71 %) Valencia (66,76 %) Canarias (63,4%), Baleares (58,62 ) Andalucía (58,49), Aragón (58,26), Madrid (51,96), Castilla-La Mancha (50,39) y Extremadura (50,93).

La huelga ha sido secundada por menos del 20 por ciento, según la Secretaría General, en las prisiones de Ceuta (19,61%), Melilla (10), Navarra (9,30) y País Vasco (0,68). En estas últimas, el escaso seguimiento dado que estos funcionarios cobran un complemento especial por peligrosidad.

Los portavoces de CC.OO, CSIF y Acaip se muestran «muy satisfechos» por el masivo seguimiento -cifran en un 85 por ciento de media- de estas primeras horas del primer día de huelga (hay convocatoria para otros cinco días), aunque han denunciado como «abusivos» los servicios mínimos decretados. «Se han decretado servicios mínimos por encima de un día normal», ha reprochado la responsable de CC.OO. Prisiones,

Ha justificado que el seguimiento total de la huelga se estima, según sus datos provisionales, en un cinco por ciento porque la administración ha establecido unos servicios mínimos del 90 % por ciento, porcentaje que ha considerado «muy importante».

«Estos servicios mínimos tan altos no facilitan el ejercicio del derecho a la huelga y restan efectividad, pero estamos contentos con la respuesta de los trabajadores», ha expresado Pérez.

Ha señalado que la plantilla del centro penitenciario de Logroño, donde hay turno de día, tarde y noche, está formada por 197 trabajadores, y, de acuerdo con sus datos provisionales, en el turno de noche se ha establecido el 100 % de servicios mínimos; mientras que en el de mañana, ha estimado un seguimiento de la huelga del 33 %.

Entre sus reivindicaciones, ha destacado la mejora salarial; la reclasificación de la categoría del centro penitencio de Logroño, que, según ha señalado, es una de las más bajas de España; la aplicación del protocolo de prevención de agresión; cubrir 46 vacantes y mejoras en medios materiales.

«Con la huelga se están ralentizando los quehaceres diarios, pero, con unos servicios mínimos tan altos, los efectos son limitados y no son los que nos gustarían; sin embargo hay que cumplir con ellos bajo penas de sanción muy importantes», ha concluido.