El Estatuto se enreda

La comisión de la reforma estatutaria celebrada ayer. /Miguel Herreros
La comisión de la reforma estatutaria celebrada ayer. / Miguel Herreros

PP y Ciudadanos evitan que se cree una ponencia para la reforma exprés de la formación naranja pero los grupos no saben cómo debatir las enmiendas

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

«Estamos haciendo el ridículo», decía al resto de miembros de la comisión institucional de desarrollo estatutario el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Jesús Ángel Garrido. Después de más de una hora de debate, la reforma exprés del Estatuto de Autonomía propuesta por Ciudadanos continuaba, prácticamente, en la casilla de salida. Una hora y media después y tras dos recesos igual de infructuosos, el presidente de la comisión, el diputado de Cs Tomás Martínez Flaño daba por suspendida la sesión y emplazaba a esta mañana a los presentes. Casi dos horas de diálogo de sordos.

Solo quedó clara una cosa: pase lo que pase no se creará una ponencia para abordar la reforma propuesta por Cs y enmendada por todos los grupos (aunque el PSOE pidió que esta mañana se vuelva a barajar esa opción). Así, la proposición de ley que llegue al pleno del Parlamento será la que salga de la comisión.

Tomás Martínez Flaño dijo que no a la ponencia y, en un intento de acelerar aún más la reforma, defendió que lo suyo sería votar en bloque las enmiendas de los partidos. «Nosotros rechazamos las del resto de partidos», sentenció cerrando el paso a cualquier tipo de debate. Jesús Ángel Garrido (PP) asumió que dado el calado de la norma a modificar «lo más sensato sería abrir una ponencia». Pero sensatez y voto tomaron caminos divergentes: «No vamos a permitir que la apertura de una ponencia sirva para decir que este grupo intente retrasar las labores legislativas». Voto en contra y mayoría alcanzada entre las protestas del PSOE -«es necesaria la ponencia para lograr un texto digno», dijo Raúl Díez- y Podemos -«no es lógico que en la ley más importante de La Rioja, en nuestra 'constitución' no se cree una ponencia»-.

Y ahí empezó el lío. Y ahora, ¿cómo lo hacemos? Porque como les dijo el letrado del Parlamento, la experiencia en tramitar proposiciones de ley bajo la fórmula de la comisión es una rara avis en el hemiciclo riojano. Inédito en esta legislatura... «y también en las anteriores», aseguró Garrido.

Concha Andreu (PSOE) pidió un guión para ver cómo se tratan las enmiendas y la fórmula de ese debate; Jesús Ángel Garrido apuntó que lo suyo sería ir artículo por artículo del Estatuto analizando las enmiendas que hacen referencia a cada uno de ellos; y Tomás Martínez Flaño (Cs) les recordó que la comisión aborda la propuesta legislativa de su partido y que quizá estaría bien que los grupos retirasen las enmiendas que no se ciñen a dicho texto (y que fueron aceptadas por la mesa). «La propuesta del PP es una ofensa hasta para los de Cuenca», completó Cantabrana. «Estaríamos aquí horas...».

Tras un largo receso para hablar sin el encorsetamiento de la retórica parlamentaria, la comisión se suspendió hasta esta mañana con la confianza de que los grupos lleguen a un acuerdo. Si no lo hay, dijo Martínez Flaño, se hará lo que él diga... que para eso es el presidente. Ni en eso estuvieron de acuerdo y ya fuera de la sesión naranjas y populares se enzarzaron en el enésimo debate, también infructuoso, de la tarde.