El enoturismo ha crecido en Rioja un 40% entre 2015 y 2018

Última edición de la Cata del Barrio de La Estación. :: S. Tercero/
Última edición de la Cata del Barrio de La Estación. :: S. Tercero

A.G. LOGROÑO

El enoturismo genera ya 800 puestos de trabajo directo en las bodegas de Rioja, según las conclusiones del estudio que, encargado por el Consejo Regulador, presentó ayer a los representantes de bodegas y productores la empresa Dinamiza. El estudio recoge la información de las 185 principales bodegas que cuentan con propuesta turística en Rioja, así como la significación económica de las visitas y la comparación con otras regiones competidoras. El aspecto más revelador del estudio es la cifra de 810.476 visitas a bodegas de Rioja registradas en 2018, las cuales sitúan a la Denominación como líder y referente enoturístico nacional. Aun siendo uno de los destinos más consolidados y maduros, el informe destaca un ritmo de crecimiento interanual superior al 12% durante los últimos años habiéndose generado un crecimiento superior al 40% en el período 2015 - 2018.

El informe de Dinamiza destaca asimismo el elevado nivel de estancia y gasto de los viajeros en comparación con otros destinos: la estancia media fue de 3,21 días y el número de bodegas visitadas asciende a 2,7.

Manuel Romero, director de la consultora Dinamiza, considera que el reporte «proporciona una radiografía del fenómeno enoturístico en el territorio de la Denominación de Origen Calificada Rioja que ayuda a visualizar la evolución del mismo, permitiendo conocer el público objetivo e identificar tendencias tanto en la oferta como en la demanda». «La herramienta permitirá a las bodegas de Rioja seguir especializando su oferta para continuar consolidándose como destino nacional referente en ofrecer turismo de calidad», concluye el responsable de informe.