«No encuentro nada negativo. No duermes, eso le pasa a todas las madres»

Maite posa en el parque Gallarza con su hijo Martín./JUSTO RODRÍGUEZ
Maite posa en el parque Gallarza con su hijo Martín. / JUSTO RODRÍGUEZ

Madre soltera de una familia monoparental

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Ella no se considera una heroína, ni siquiera más valiente que cualquier otra madre. Maite Alonso es madre soltera de un niño de dos años, Martín. Palentina de nacimiento, lleva dieciocho de sus 43 años viviendo en Logroño, donde trabaja como auxiliar de Enfermería. En su caso, Maite considera que no fue una decisión premeditada ser madre soltera: «Me quedé embarazada cuando nunca había pensado en ser madre, pero seguí adelante y estoy muy orgullosa de tener a Martín».

«Valoro la vida y soy consecuente con lo que hago, por eso seguí adelante sola, sin el apoyo de la otra persona», argumenta Maite. Si ser madre ya supone una responsabilidad, serlo sola supone, cuando menos, una enorme fuerza de voluntad. Ella no esconde que «es duro» porque, admite, «la base de una familia supone un padre y una madre y en este caso el padre no está, por decisión de los dos, y no es que sea doble trabajo, es que te cambia la vida, pero vas tomando decisiones a diario». Maite habla con normalidad de su situación y lo cierto es que Martín juega feliz correteando por el parque infantil del parque Gallarza, no parece echar de menos nada.

Eso sí, Maite reconoce el esencial apoyo de familia y de amigos. «Te vas adaptando, quitándote cosas para dárselo todo a tu hijo», expone. Pasado el tiempo, ya con Martín haciéndose mayor, se reafirma en su decisión de haber formado una familia monoparental: «Estoy muy orgullosa, sobre todo, por cómo es Martín. Criar un hijo supone un esfuerzo y un sacrificio, pero creo que igual que si tienes pareja. Debes dejar de ser egoísta para pensar en tu hijo».

Maite se plantea la posibilidad de tener pareja, pero aclara que ahora pide «otras cosas a la otra persona», en parte porque su hijo le da «mucha alegría, mucha vida y, también, mucha 'caña'». Ella solo puede hablar bien de la maternidad: «No encuentro nada negativo. No duermes, pero eso le pasa a todas las madres».

 

Fotos

Vídeos