Las elecciones abocan a un final incierto de legislatura

El presidente regional plantea generalizar la gratuidad de la Educación de 0 a 18 años entre críticas de la oposición a su inacción y conformismoCeniceros insta a Cs a repensar su apoyo a las Cuentas del 2019 mientras Andreu se postula como alternativa de Gobierno

TERI SÁENZ

logroño. Lo que la víspera sobrevoló en el discurso de José Ignacio Ceniceros y las primeras reacciones de la oposición, ayer aterrizó de plano en la segunda jornada del Debate sobre el estado de la región. La proximidad de las elecciones impregnó (unas veces de forma soterrada y otras sin ambages) la posición de los diferentes grupos, empezando por Concepción Andreu, que en el mismo día que se confirmaba como única precandidata del PSOE a encabezar la lista autonómica del PSOE se mostró convencida de desalojar al PP del Palacete el próximo mayo. «Quiero cambiar esta tierra y gobernar mejor», aseveró la jefa de la oposición. «Se acabó el poco y mal; ahora toca ir a por más y mejor», agregó abundando en lo «enormemente preocupante» de las mediocres expectativas de la comunidad con Ceniceros al frente y sintetizando en tres los defectos capitales del Ejecutivo popular: la apatía, la improductividad y la sombra de la corrupción y el clientelismo. «Mi responsabilidad será acabar con todo ello», se arrogó apostando por la necesidad de una «alternativa marcadamente feminista» abanderada por ella misma.

Ceniceros invirtió parte de la réplica conjunta a los portavoces en rebatir a Andreu recordándole que ya optó en los comicios del 2015 a auparse a la Presidencia de La Rioja con unos resultados más que modestos. «Entonces el PSOE sufrió su mayor fracaso con 43.000 votos y sólo diez diputados», le recordó. «No se confíe y vaya a batir su propio récord», continuó diciendo apuntando al Gobierno central socialista como la mayor amenaza al clima de estabilidad que el día anterior subrayó como uno de los valores de su gestión en los últimos tres años. «El principal nubarrón para la economía riojana es Pedro Sanz, su incapacidad y la debilidad de su Gobierno», le espetó a Andreu antes de volver a descargar la misma batería de estadísticas con las que la jornada inaugural del debate defendió su labor ante la incredulidad del resto de la oposición y contestar a las dudas que también Podemos sacó a relucir a cuenta del fallo de la Gürtel y la financiación de la sede popular en Logroño. «Aquí no hay tramas, fraude ni corrupción; puedo garantizar la ejemplaridad del Gobierno de La Rioja», afirmó Ceniceros.

Con la legislatura a punto de agotarse y sin tener si quiera garantizado el apoyo para sacar adelante los Presupuestos del 2019, el dirigente popular destapó un nuevo compromiso que se suma a la gratuidad progresiva del ciclo de 0 a 3 años planteada un día antes: generalizar el carácter gratuito en la Educación riojana de 0 a 18 años durante el próximo curso político. Un anuncio sobre el que se apoyó el portavoz del Grupo Popular para apuntar al PP como «la única alternativa posible» y a José Ignacio Ceniceros como el presidente idóneo por su temple y capacidad de diálogo en unos tiempos que se prevén convulsos por la debilidad Pedro Sánchez y el desafío soberanista en Cataluña. «El PSOE es inane y carece de credibilidad, mientras que Cs debe decidir si es parte del problema o parte de la solución», planteó Jesús Ángel Garrido.

Claros y nubes

El partido que ha sostenido hasta el momento al Ejecutivo de Ceniceros sin mayoría absoluta fue también objeto directo del mensaje del presidente después de que el portavoz naranja, Diego Ubis, cuestionara la salud del acuerdo suscrito entre ambas formaciones al inicio de legislatura. «Ha invertido muchas horas en arreglar el PP y no las suficientes en arreglar los problemas de los riojanos», le afeó a Ceniceros para criticar que «la multitud de voces y consejos contradictorios, los discursos inconexos y las omisiones manifiestas le han nublado sus facultades» y deslizar sus dudas sobre su capacidad para superar una virtual cuestión de confianza.

El diagnóstico de Ubis no desanimó al presidente a invitarle de nuevo a «repensar» su apoyo a las Cuentas del 2019. «Somos partidos diferentes, pero en este tiempo ha habido más claros que nubes y muchas cosas que nos unen, como la estabilidad y el progreso de La Rioja», afirmó el presidente para instar a Ciudadanos a que «la proximidad de las elecciones no le nuble la razón». «Vamos a ser responsables hasta el final de la legislatura, pero no naifs y creer todo lo que nos dice», le replicó Ubis para confesar su insatisfacción por los compromisos incumplidos y juzgar que «este Gobierno se parece cada vez más al anterior». «Mira más al partido y menos a las personas», remachó en su segunda intervención frente al atril.

El portavoz del Grupo Podemos, por su parte, censuró la «autocomplacencia y el falseo de la realidad» exhibidos a su juicio por Ceniceros. «El crecimiento y la estabilidad de la que habla no es la que se encuentra en el día a día en las calles», le espetó Germán Cantabrana para juzgar «alarmante e inquietante que el presidente de todos los riojanos esté tan alejado de la realidad». «Se engañan a ustedes mismos, y lo saben», zanjó el portavoz parlamentario de la formación morada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos