DÍA DE LA EDUCACIÓN FINANCIERA

MARTÍN TORRES GAVIRIA

Hoy se conmemora el día de la Educación Financiera. Es una iniciativa del Banco de España (BdE) junto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y en la que colaboran Entidades Financieras, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, entre otros organismos. El objetivo de celebrar un día de educación financiera es concienciar a los ciudadanos de la importancia y necesidad de adquirir un adecuado nivel de cultura financiera en las diferentes etapas de nuestra vida. La necesidad de hacer hincapié en que los ciudadanos incrementen sus conocimientos financieros la han dado especialmente los acontecimientos pasados. Tristemente hace ahora justo diez años (15/09/2008) de la caída del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers. Esto actuó como una ficha de dominó y causó una fuerte crisis financiera mundial con las hipotecas subprime de por medio. Le acompañó la estafa piramidal de Bernard Madoff. Y en España se nos agravó todo con la última, hasta el momento, gran burbuja inmobiliaria. Por si todo esto no fuese bastante, los laboratorios financieros, como si de una droga sintética se tratase, han elaborado complejos productos financieros (preferentes, productos estructurados, hedge funds, futuros, derivados, warrants, swaps, etc.) y los colocan en el mercado minorista, gente corriente, cuando realmente se trata de productos para el sector mayorista, especialistas en finanzas que saben valorar y cuantificar el riesgo de dichos productos. Es muy significativo que estos productos tan complejos prácticamente no dieran beneficios a los clientes minoristas, más bien lo contrario. Pero lo que no pasó desapercibido fueron los yates de los brokers (intermediarios) que se compraron con las comisiones de intermediación que ganaron por la colocación de estos productos.

La Educación Financiera, como las buenas acciones, hay que empezar desde bien pequeños. Si a nuestros hijos les enseñamos hábitos de comportamiento o de estudios no debemos olvidar la economía y las finanzas. En primer lugar debemos predicar con el ejemplo. No basta con los consejos, hay que ir a los hechos. Hay que ser ahorrador persistente y deudor responsable. Con los hijos hay que hablar abiertamente de dinero. De dónde viene, lo que cuesta ganarlo y ahorrarlo. Explicarles el concepto del ahorro y por qué se ahorra. Y sobre todo deben conocer nuestras finanzas, es cuestión de confianza. Tienen que valorar y ganarse la paga y, si es posible, agenciarles trabajillos en los que se ganen unos eurillos. Y así comenzarán a valorar el dinero; más bien como un medio para conseguir lo que uno quiere, que como un fin en sí mismo. Que tengan su primera cuenta bancaria estimula su tendencia al ahorro. Y para terminar, encauzarles a un consumo inteligente y racional. La Fundación María Jesús Soto ha editado un libro titulado 'Mi primer libro de economía, ahorro e inversión', en donde, de forma sencilla y con ilustraciones, enseña conceptos como: dinero, ahorro, inversión, presupuesto, beneficio, inflación, etc. Un regalo de libro que esta fundación ha donado a los centros de Castilla León. Pero, como no podía ser menos, Podemos ha calificado este maravilloso libro de 'escalofriante' por enseñar a unos niños a ganar dinero, invertir en bolsa y luchar contra el monstruo de la inflación. No es de extrañar que comunistas amantes de la expropiación y enemigos de la libertad quieran que los ciudadanos sean lo más incultos posibles. Así se les domina y adoctrina más fácil. Para que lo sepáis podemitas: la Educación Financiera te enriquece la vida haciendo posible que tomes tus propias decisiones, que contrastes y sopeses diferentes opiniones, que no solo ahorres sino que inviertas, y, sobre todo, es el camino hacia tu libertad financiera.

Todo esto y mucho más mañana a las siete y media en el Centro Cultural de Ibercaja. Os espero.

Martín Torres Gavíria

Twitter @MTorresGaviria

 

Fotos

Vídeos