La FER destaca la incertidumbre y los sindicatos, la precariedad

C.N. LOGROÑO.

Para la Federación de Empresas de La Rioja (FER) el empleo se comportó de forma «positiva» en el 2018, y sin embargo «el ritmo de creación de puestos de trabajo es muy lento y el registro del mes de diciembre es negativo». De ahí que, según una nota de prensa difundida por la patronal, los datos revelan que la economía y la actividad empresarial «están por debajo de lo deseado y que existe mucha incertidumbre e inquietud entre los empresarios».

Esta situación «se ve agravada con medidas además desde el Gobierno central que no ayudan a la contratación, como la desproporcionada subida del SMI el 22%, el aumento de las bases máximas de cotización o el aumento de las cuotas empresariales en contratos temporales inferiores a cinco días».

Para el PP, los datos demuestran que este partido «defiende que el empleo es la mejor política social posible. En este sentido, la capacidad de la economía regional y de nuestros emprendedores para seguir creando empleo es la mejor noticia para comenzar un 2019 en la que trabajaremos para ofrecer cada día, más y mejores oportunidades».

Para CCOO, según lamentaba el sindicato en un comunicado, a pesar de las contrataciones de la campaña de Navidad, La Rioja «vuelve» a incrementar el número de parados en el mes de diciembre y el Gobierno regional «siempre encuentra lecturas positivas sean cuales sean las cifras». El sindicato señalaba que La Rioja tiene más de 16.000 desempleados, cifras similares a las de diciembre del 2008. Sin embargo, «tenemos menos contratos indefinidos que hace 10 años y muchos más contratos temporales que hace 10 años».

Por su parte, USO subrayaba que en La Rioja sigue teniendo la misma carencia, que es la elaboración de un plan industrial serio.

 

Fotos

Vídeos