Desmantelados tres talleres mecánicos clandestinos en Logroño, Autol y Rincón

Sobre estas líneas, la instalación 'pirata' desmantelada en la capital riojana. A la derecha, en la imagen superior, el taller ilegal de Autol y, abajo, el de Rincón. :: Guardia civil/
Sobre estas líneas, la instalación 'pirata' desmantelada en la capital riojana. A la derecha, en la imagen superior, el taller ilegal de Autol y, abajo, el de Rincón. :: Guardia civil

El Seprona de la Guardia Civil tramita 16 denuncias tras un operativo en el que practicó 22 inspecciones en 11 municipios riojanos

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

Dieciséis denuncias por faltas graves y muy graves y tres instalaciones desmanteladas. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en La Rioja ha dado un duro golpe a la actividad ilegal de los talleres mecánicos no regularizados con un operativo desarrollado en toda la región durante las últimos semanas.

La operación permitió localizar y, posteriormente, desmantelar tres de estos talleres 'piratas' ubicados en Autol, Logroño y Rincón de Soto, en los que, según destacó ayer la Guardia Civil en un comunicado, «se llevaba a cabo una gran actividad de trabajo relacionada con la reparación de vehículos a motor».

Contra sus propietarios, naturales de La Rioja, Bolivia y Rumanía, se han tramitado las pertinentes denuncias administrativas por infracciones graves y muy graves, tanto a la normativa industrial, medioambiental y Seguridad Social que incluyen el precinto de las instalaciones por la Administración competente, detalla la nota, en la que explica que «estos establecimientos operaban sin poseer los permisos y autorizaciones necesarios para realizar legalmente las tareas propias de este tipo de negocios, así como para la gestión de los residuos ocasionados en esta actividad».

Las infracciones muy graves están castigadas con multas de hasta 601.012,10 euros

Durante el operativo, agentes del Seprona y del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T), llevaron a cabo un total de 22 inspecciones en talleres y centros autorizados de tratamiento de vehículos (CATV) ubicados en once municipios de la región: Albelda de Iregua, Alfaro, Autol, Bañares, Calahorra, Logroño, Murillo, Nájera, Rincón de Soto, Sorzano y Villamediana de Iregua.

El dispositivo se tradujo en la tramitación de un total de 16 denuncias por infracciones graves y muy graves a la normativa medioambiental, de Industria y Seguridad Social. Las actas de infracción han sido remitidas a los ayuntamientos afectados y a las autoridades competentes en las distintas materias. Fuentes de la Dirección General de Innovación, Trabajo, Industria y Comercio consultadas por Diario LA RIOJA, explicaron que las sanciones por infracciones graves oscilan entre los 3.005,07 y los 90.151,82 euros de multa y las muy graves, entre 90.151,83 a 601.012,10 euros.

En su comunicado, la Guardia Civil detalla que el operativo se desarrolló en toda la comunidad para «detectar actividades ilegales en talleres mecánicos y en centros autorizados de tratamiento de vehículos (CATV), lugares que están relacionados con el tráfico ilícito de todo tipo de vehículos a motor, el despiece de los mismos y el incumplimiento a la normativa sobre residuos, seguridad industrial, contaminación atmosférica, consumo y comercio, ley de aguas y otras materias».

La Guardia Civil alerta de que los talleres clandestinos usan recambios de dudosa procedencia o de segunda mano y no cuentan ni con el espacio ni las herramientas ni la cualificación necesaria para llevar a cabo las reparaciones bajo unos mínimos controles de calidad y garantía, lo que supone un «grave riesgo para la seguridad vial». Además, añade, «este tipo de establecimientos ponen en peligro el medio ambiente al incumplir la normativa que regula la gestión de residuos tóxicos que se generan en la reparación de un vehículo a motor, como aceite, lubricantes de las cajas de cambio, pastillas de freno, filtros, neumáticos, baterías...».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos