Desalojan el encierro del CSIF y el Gobierno pide retomar negociación

Trabajadores del CSIF en demanda de mejoras para el colectivo de los trabajadores públicos. /Antonio Díaz Uriel
Trabajadores del CSIF en demanda de mejoras para el colectivo de los trabajadores públicos. / Antonio Díaz Uriel

El sindicato ha permanecido encerrado 19 días en la Consejería de Administraciones Públicas

LA RIOJALogroño

Los miembros del sindicato CSIF que permanecían encerrados en la consejería de Administraciones Públicas han sido desalojados esta tarde, toda vez que el Gobierno regional ha instado a esta formación a que retome las negociaciones sobre sus reivindicaciones.

CSIF inició este encierro hace 19 días para reclamar diferentes mejoras para los empleados públicos y la recuperación de derechos laborales.

A primera hora de la tarde se ha personado en el lugar del encierro la secretaria general técnica de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, María Teresa Azofra, junto a una dotación policial, ha explicado a EFE Alberto Herrería, vicepresidente de CSIF.

Allí han informado a los concentrados de una orden de la consejería para que abandonaran las instalaciones públicas, algo que han hecho poco después, ha detallado.

«Todo se ha producido con normalidad y educación por todas las partes», ha asegurado Herrería, quien sí ha admitido que su sindicato se siente «ofendido» porque se les haya desalojado «porque solo pedíamos mejoras para los trabajadores públicos«.

Además, ha lamentado «la actitud de otros sindicatos, a los que parece que les molestaba que estuviéramos allí» y ha explicado que su sindicato se planteará realizar nuevas acciones de protesta.

Por su parte, el Gobierno de La Rioja ha emplazado a CSIF a «retomar el cauce habitual de negociación a través de los distintos órganos y mesas habilitados para ello».

«Para el Gobierno de La Rioja este encierro no beneficia a los empleados públicos y carece de justificación, una vez que en la última reunión de la Mesa General de Negociación, se decidiera, a petición de algunas organizaciones sindicales, retomar las conversaciones el próximo mes de septiembre», afirma el comunicado del Ejecutivo regional.

Encierro como medida de presión

Considera que este encierro era «una medida de presión» y subraya que el Gobierno de La Rioja «no está dispuesto a aceptar» esas formas «en el marco de las negociaciones».

Además lamenta «que algunos sindicatos se hayan instalado en el inmovilismo más absoluto», a pesar de que «en la última reunión de la Mesa General el Ejecutivo regional presentó una propuesta más flexible».

Por último, el Gobierno de La Rioja reitera su voluntad de «favorecer el diálogo y el entendimiento con los sindicatos para mejorar la calidad del empleo público y sus condiciones laborales», pero «respetando el principio de estabilidad presupuestaria y la normativa básica del Estado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos