Los delitos contra la libertad sexual investigados en La Rioja crecen el 50% en los últimos 5 años

Los delitos contra la libertad sexual investigados en La Rioja crecen el 50% en los últimos 5 años

En el 2017 se denunciaron en La Rioja 57 delitos contra la libertad sexual, entre ellos 14 agresiones sexuales y 33 abusos

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

En la madrugada del pasado domingo, una menor de 17 años de edad denunciaba ante la Guardia Civil de Arnedo que había sido víctima de una violación en el corazón de la ciudad del calzado. El lunes, su agresor, un joven de 25 años de edad y originario de Georgia, era detenido como presunto autor del ataque. Ayer ingresó en prisión. Esa es una de las últimas agresiones sexuales denunciadas en La Rioja.

Más

Pasará a engrosar la estadística del año 2018 que, en caso de que se mantenga la misma tendencia que en último lustro, volverá a crecer. Durante ese periodo, entre el 2013 y el 2017, los casos no han dejado de aumentar. Al cierre del año 2017, Guardia Civil y Policía Nacional habían investigado 57 denuncias por delitos contra la libertad e indemnidad sexual, el 50% más que cinco años antes. El 2013 se cerró con 37 instrucciones policiales.

Esa tendencia no es exclusiva de La Rioja. Es común al conjunto del país, según sostiene la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior y responsable del Informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual que acaban de publicar. «Hay un claro aumento en los cuatro últimos años de este tipo de delitos [...] especialmente significativo entre los años 2016 y 2017», recalcan en sus conclusiones.

A lo largo de estos últimos cinco años, bien a través de las denuncias de las víctimas, bien a raíz de sus propias investigaciones, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en La Rioja han instruido diligencias en un total de 231 delitos contra la libertad sexual. Los abusos y las agresiones sexuales son, en la serie histórica, los más repetidos si bien el desglose por delito concreto sólo permite radiografiar la realidad del 2017: 33 abusos sexuales, 7 agresiones con penetración y otras 7 sin penetración, 3 acosos sexuales, un contacto con menores por Internet con fines sexuales, 3 casos de corrupción de menores, 2 de exhibicionismo y 1 de pornografía de menores.

Varón, español, con entre 41 y 64 años y sin relación con la víctima, perfil del agresor

El perfil del agresor en La Rioja tampoco difiere mucho del que el informe de Interior traza para el conjunto del Estado a partir de los datos de detenidos e investigados. Se trata de un varón, de nacionalidad española con una edad de entre 41 y 64 años y que comete un delito de abuso sexual. Además, no tendría ninguna relación previa con su víctima y cometería el ataque en el interior de una vivienda (o espacio similar) o en la vía pública.

La labor policial, además de trazar el perfil del delincuente sexual, también esclarece las denuncias. Ocho de cada diez casos que llegan hasta las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado quedan resueltos bien por la detención del presunto autor, por su identificación plena o por el archivo del expediente. El año pasado, de las 57 actuaciones que se iniciaron se completaron 46. Además, el porcentaje de esclarecimiento roza el 100% en algunos de los delitos más graves y prácticamente todas las agresiones sexuales (con y sin penetración), los casos de acoso sexual, exhibicionismo y contacto con menores a través de la Red con fines sexuales quedaron resueltos. En España la tasa de resolución fue ligeramente inferior a la riojana (el 76%).

Frente al perfil del agresor, el de la víctima es eminentemente femenino. Interior emplea el concepto de victimización (en una única denuncia una víctima puede revelar tres episodios de abusos por lo que estadísticamente computará por el número de delitos sufridos) y señala que en La Rioja hay 291 víctimas de estos delitos: 254 son mujeres y tan sólo 37 de ellos son hombres. Por tramos de edad, más de la mitad de las víctimas han sido menores de edad, 154: en 83 casos eran menores de entre 0 y 13 años y en 71 tenían entre 14 y 17.

Una realidad que también es trasladable al conjunto del Estado, según se desprende del informe de Interior, que abunda que en ese quinquenio se denunciaron en el agregado nacional 42.558 delitos contra la libertad sexual de los que 19.950 fueron cometidos contra menores de edad.

La Rioja, en todo caso, es una de las regiones en las que menor incidencia tienen este tipo de ataques sexuales, con una tasa de 18 casos por cada 100.000 habitantes. En el conjunto de España se registra una media de 25 agresiones por cada 100.000 habitantes mientras Baleares (45), Navarra (36) y Cataluña (30) son las comunidades autónomas con mayor porcentaje de casos en función de su población.

 

Fotos

Vídeos