«Todo se debe a la animadversión de un arquitecto contra su jefe»

«Todo se debe a la animadversión de un arquitecto contra su jefe»
Sonia Tercero

Sáinz critica en recurso contra el proyecto de la Casa de las Letras: «Un recurso personal y subjetivo, con apreciaciones temerarias y que se redacta por alguien que ni siquiera es una persona de este área»

LA RIOJALogroño

El portavoz del equipo de Gobierno local de Logroño, Miguel Sáinz, ha asegurado hoy que el recurso presentado contra el proyecto de la Casa de las Letras se debe «solo a la animadversión del personal contra su jefe«, el responsable de Arquitectura en el Ayuntamiento, Rafael Alcoceba.

Sáinz, en una conferencia de prensa, ha aludido hoy a este recurso presentado por un arquitecto municipal, Jesús González Menorca, que pide que se paralice el proyecto por diferentes cuestiones de seguridad o de procedimientos, ante lo que ha insistido en que «la obra no se va a detener».

«El equipo de Gobierno quiere mandar un mensaje claro y contundente de tranquilidad sobre esta licitación», ha subrayado el portavoz, quien ha recalcado que «este es un proyecto que está bajo la supervisión del director general de arquitectura, Rafael Alcoceba y de los y arquitectos y aparejadores municipales«.

Un proyecto que «ha sido recurrido de forma desafortunada por un subordinado» con «cuestiones subjetivas» y «realizando un verdadero desatino» porque «pone en cuestión la valía de todo un equipo de profesionales«, ha subrayado.

Ha defendido el prestigio y experiencia de Alcoceba y de su equipo, que tiene «innumerables proyectos en la ciudad, en edificios y urbanizaciones».

PSOE y Cambia piden la paralización del proyecto de la Casa de las Letras

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Logroño ha pedido hoy la paralización del proceso de licitación de las obras de la Casa de las Letras y que se analice en profundidad el recurso presentado por un arquitecto municipal a este proyecto.

La portavoz municipal socialista, Beatriz Arraiz ha aludido al recurso presentado por un miembro del equipo de Arquitectura del Ayuntamiento, Jesús González Menorca, quien ha pedido que se paralice este proceso.

Arraiz ha recordado que el recurso se basa en «cuestiones relevantes de seguridad», como la ausencia de un estudio geológico y de una oficina de supervisión.

«Y todo eso lo dice un arquitecto municipal, lo que hace que sea más importante», ha recalcado la dirigente socialista, para quien «lo mínimo que hay que hacer es paralizar la licitación».

Igualmente ha aludido a la Casa de las letras el portavoz de Cambia Logroño Gonzalo Peña, quien ha exigido la paralización de esta iniciativa «por ausencia de seguridad estructural», así como por cuestiones económicas.

Así, ha dicho, se trata de «un recurso personal y subjetivo, con apreciaciones temerarias y que se redacta por alguien que ni siquiera es una persona de este área» porque el recurrente «está en la Oficina del Casco Antiguo».

Sainz ha afirmado que el recurso «se ha presentado sin conocer el expediente del proyecto» y ha insistido en que «estamos ante un cúmulo de cuestiones personales entre funcionarios, en el que hay una clara animadversión del recurrente por su superior«, que »es algo que debe ventilarse por cauce interno«.

«No se va a detener»

El portavoz del Gobierno municipal ha subrayado que «la obra no se va a detener».

Respecto a los argumentos del recurso, ha recalcado que «no es necesaria una oficina de supervisión de proyectos municipales» porque, «por ley, solo debe haberla en los proyectos que lleguen desde fuera de la casa».

Así, ha puesto como ejemplo que el proyecto de la biblioteca Rafael Azcona «no se supervisó» porque lo redactó la Unidad de Arquitectura, «pero el de la estación de autobuses sí porque viene de un estudio externo».

«Una oficina de supervisión para todos los proyectos no es legal ni necesaria porque supondría que técnicos municipales se supervisaran a sí mismos», ha dicho.

En el recurso, ha añadido, «hay apreciaciones carentes de sensibilidad y cortesía profesional de un vecino de Logroño que es trabajador municipal« y »le será contestado pronto«, pero »la Casa de las Letras sigue licitándose y el proyecto es válido«.

Ha lamentado que un trabajador municipal «desacredite a sus compañeros por hacer daño y transmitiendo una inseguridad temeraria a los vecinos« por »apreciaciones subjetivas para pasar factura a sus superiores y al equipo de Gobierno por cuestiones personales«, ha concluido Sainz.

 

Fotos

Vídeos