Se cumple un año de la vendimia más temprana en dos décadas en La Rioja