Cuatro de cada diez piscinas presentaron alguna irregularidad al ser inspeccionadas

Cuatro de cada diez piscinas presentaron alguna irregularidad al ser inspeccionadas

La Consejería afirma que se trata de deficiencias menores que fueron solucionadas sin afectar a la salud ni a la seguridad de los usuarios

LA RIOJA LOGROÑO.

El 40% de las piscinas e instalaciones acuáticas de la comunidad ha presentado algún tipo de irregularidad conforme a la normativa sanitaria, si bien ninguna ha supuesto riesgo para la salud ni para la seguridad de los usuarios. El balance de la campaña de control y vigilancia de las aguas recreativas hecho público ayer revela que las deficiencias halladas son menores y sólo una de las piscinas de Alberite ha sido evaluada como de 'riesgo medio' (debido a una fuga de agua) mientras que el resto se han considerado instalaciones de riesgo bajo'.

El director general de Salud Pública y Consumo, Juan Ramón Rábade, y la jefa de Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria, Eva Martínez, presentaron ayer, en una rueda informativa, el balance de las incidencias registradas en materia de salud pública este verano, entre las que figuran el repaso a las instalaciones acuáticas. En la temporada estival se realizaron 121 visitas a las 102 piscinas de la comunidad.

DOS APUNTES

personas (26 de ellas en agosto) fueron atendidas en los centros sanitarios por patologías relacionadas con el calor
Son 18 menos que la temporada pasada.
3
veces se activó el plan de alerta contra el calor (una con riesgo medio y dos con bajo) aunque solo se alcanzaron las temperaturas superiores al umbral el día 3 de agosto.

Esas inspecciones determinaron que, en general, el 60% de las piscinas respondió a la normativa sanitaria en lo relacionado con las instalaciones y con la calidad de agua y el 40% presentó irregularidades el día de la visita. Añaden desde la Consejería que fueron subsanadas en la misma temporada de verano y respondieron a deficiencias menores tales como ausencia de información a disposición de usuarios (resultados analíticos o de sustancias usadas en el tratamiento), falta de dotación en vestuarios y aseos, botiquines incompletos y, por ejemplo, baldosas o parte del rebosadero deteriorados. En cualquier caso, insisten en que no supusieron riesgo para la salud ni para la seguridad y subrayan la normativa exhaustiva y exigente a cumplir.

LA FRASE Juan Ramón Rábade Director general de Salud «Hemos tenido tres ingresos hospitalarios pero ningún fallecimiento»

En el caso de la piscina evaluada como de riesgo medio, ubicada en Alberite, precisan que la deficiencia es una fuga de agua localizada la temporada pasada. Se selló en su momento pero en esta campaña se ha vuelto a abrir la grieta de manera que se requiere una adecuación integral del vaso de la piscina.

El apartado acuático se completa con la zona de baño del embalse González-Lacasa, que un año más, como dijo el director general de Salud Pública, obtuvo la calificación de excelente y explicó que el control de esta agua se realiza con ocho muestreos semanales.

Los responsables sanitarios señalaron también que los centros sanitarios riojanos atendieron este verano, del 1 de junio al 15 de septiembre, a 48 personas por patologías relacionadas con el calor, 18 menos que en el mismo periodo del 2017; y en tres ocasiones se activó el plan de alerta por exceso de temperaturas. De esas 48 personas, 31 fueron atendidas en centros de Atención Primaria; 3 en el Servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño y 14 correspondieron a intervenciones desde el Centro de Coordinación Operativa (061).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos