Cuatro de cada diez niños de 0 a 3 años están matriculados en las aulas de Infantil en La Rioja

Cuatro de cada diez niños de 0 a 3 años están matriculados en las aulas de Infantil en La Rioja

Educación confía en incrementar la tasa de escolarización hasta llegar al máximo posible de los 8.056 pequeños de esa edad

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Cuatro de cada diez pequeños de 0 a 3 años de la región están escolarizados en alguno de los 68 centros, tanto de titularidad pública como privada, que imparten el primer ciclo de Educación Infantil en La Rioja. Así se desprende de los últimos datos facilitados por el Gobierno regional referentes al curso 2017-2018 -el último del que disponen cifras- en el que había matriculados 2.955 alumnos de una población de 8.056 niños.

No obstante, la tasa relativa a estos estudios presenta perfiles muy distintos en función de la edad. Mientras es residual entre los niños de edades más tempranas, es decir, entre aquellos que tienen entre 0 y 1 año, a los 3 años el porcentaje ronda el 90%.

Sea como fuere, en los últimos años el número de niños matriculados en alguno de los 68 centros de la región -24 municipales, 6 autonómicos y 38 privados, que ofertan 4.434 plazas, más de la mitad de ellas en tercero (2.411)- se ha duplicado en la última década, no sólo en La Rioja, sino también en el conjunto del país. La conciliación de la vida laboral y familiar tras la incorporación de la mujer al mercado del trabajo está detrás de este notable incremento del que el Ministerio de Educación ya se hacía eco en su último informe que recoge los datos y cifras del sistema educativo español y que desvela que este país es uno de los líderes mundiales en escolarización temprana.

La conciliación de la vida laboral y familiar impulsa que cada vez más pequeños acudan a clase

De acuerdo con el mismo documento, La Rioja se mueve en un porcentaje algo inferior a la media nacional, donde la escolarización ronda el 50%, alcanza el 96,3% entre niños de 3 años y es del 10,9% entre los que no han cumplido el año de vida.

El interés del Ejecutivo riojano y en concreto el de la Consejería de Educación es impulsar y fomentar que más pequeños se escolaricen en los próximos cursos para que la mencionada tasa siga creciendo, de ahí la gratuidad de la primera etapa educativa, anunciada por el mandatario riojano, José Ignacio Ceniceros, en el reciente Debate sobre el estado de la región y concretada algo más en el pleno de la Cámara autonómica del pasado jueves.

Alberto Galiana | Consejero de Educación

Para el consejero de Educación, Alberto Galiana, la medida, que comenzará el próximo curso 2019-2020 con los alumnos de tercer curso (de 2 a 3 años) y se ampliará progresivamente al resto de niveles, podría favorecer el incremento de la natalidad y la conciliación laboral y familiar, pero también contribuirá a la detección precoz de los problemas y redundará en una mejora de los resultados académicos posteriores. Precisamente, un informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) difundido esta semana recogía este mismo planteamiento y concluía que los niños que acuden a escuelas infantiles y guarderías entre los 0 y los 3 años logran mejores resultados a lo largo de su vida, como así habrían constatado en la prueba PISA de la que se examinen jóvenes de 15 años.

A pesar del considerable salto, la escolarización de 0 a 3 años no llega a los niveles de matriculación de segundo ciclo de Educación Infantil, el de niños de 3 a 6 años, que están próximos al 100%, aún no siendo, al igual que el primer ciclo, una etapa educativa obligatoria.

En la comunidad de La Rioja el incremento de alumnos se empezó a notar a partir del curso 2011-2012, cuando abrieron varios centros privados en Logroño. En concreto, ese año, según las estadísticas de escolarización del Gobierno de La Rioja, había 1.526 pequeños matriculados. Un curso después, el 2012-2013, el número de alumnos se duplicó hasta superar los 3.100. Aquel incremento se notó especialmente en la pública porque fue entonces cuando las guarderías autonómicas y municipales se transformaron en escuelas de Educación Infantil, de ahí que no fue tanto un incremento derivado del número de alumnos sino que empezaron a ser considerados alumnos de Infantil niños que antes estaban en guarderías. En cualquier caso, el matiz no desvirtúa el notable incremento de escolarización de los más pequeños experimentado en los últimos años.

A falta de concretar cómo se articulará el sistema de gratuidad -sólo ha trascendido que se entregará un bono infantil a todas las familias- la Consejería de Educación ya se ha reunido con centros infantiles tanto públicos como privados y creará una comisión de trabajo en la que estarán presentes ayuntamientos, titulares de guarderías y miembros de la comunidad educativa para avanzar en la fórmula de aplicación de la medida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos