La CSIF sospecha que «todo estaba pactado en julio y es un pago de favores a la CAR»

M. J. GONZÁLEZ LOGROÑO.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) acusó ayer a UGT y CCOO de «vender a los empleados públicos» con el acuerdo suscrito con la Comunidad de La Rioja (CAR) para «pagar el favor de las integraciones de la Agencia del Conocimiento y de Eccysa en la Administración autonómica».

El responsable de Administración General de la CAR de la CSIF en La Rioja, Enrique Ruiz de la Cuesta, recordó que su central se opuso a las integraciones porque «los trabajadores de estos entes pasaron a ser personal laboral sin haberse sometido a una oposición», y entre esos empleados «se encontraban algunos de los negociadores del cicatero acuerdo pactado hoy (por ayer) con el Gobierno de La Rioja». Es decir, UGT y CCOO «están pagando aquel favor y lo tenían todo pactado con el Gobierno desde julio, cuando los representantes de la CSIF estuvimos encerrados durante 19 días en la Consejería de Administración Pública».

En réplica, Fernando Domínguez (UGT) y Mikel Bujanda (CCOO) acusaron a la CSIF de oponerse al acuerdo de ayer «porque se acercan las elecciones sindicales y quieren dar una apariencia de radicalización». Además, mostraron su «sorpresa» porque la CSIF «viene firmando acuerdos menores con el Gobierno y se niega a apoyar uno con el que damos un salto importantísimo».

Por último, ANPE y STAR justificaron su rechazo al pacto dado que «perpetúa los recortes en el sector público» y la recuperación progresiva de la jornada laboral resulta «insuficiente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos