El personal sanitario detectó 253 casos de maltrato en La Rioja el año pasado

El personal sanitario detectó 253 casos de maltrato en La Rioja el año pasado
Fotolia

En el 15,12 % de los casos, las mujeres tenían antecedentes de haber sufrido violencia de género en el pasado

LA RIOJA

La II Semana del Cribado en Violencia de Género, prevista del tres al nueve de junio, permitirá detectar posibles casos de maltrato en el ámbito sanitario de La Rioja, donde, en 2018, gracias a esta iniciativa, se contabilizaron 253 casos, la mayoría de ellos en Atención Primaria.

El Sistema Público de Salud de La Rioja desarrollará esa semana, sobre todo en los centros de Atención Primaria y en los servicios de Ginecología y Obstetricia, Urgencias y Salud Mental de Atención Hospitalaria, ha detallado el Gobierno riojano este jueves en una nota.

La puesta en marcha en 2018 de esta iniciativa convirtió a La Rioja en la primera comunidad autónoma en replicar una experiencia incluida en el catálogo de Buenas Prácticas del Sistema Nacional de Salud y que, después, fue premiada por el Consejo Interterritorial de Salud.

Durante la I Semana del Cribado de la Violencia de Género, que se desarrolló entre el 21 y el 27 de mayo de 2018, se realizaron en La Rioja 5.971 cribados, 5.900 de ellos en los centros de salud.

Esta iniciativa permitió detectar 253 de casos de maltrato, un 4,22 %; y en 199, un 4,17 %, se encontró un alto grado de sospecha.

Además, en el 15,12 % de los casos cribados, las mujeres tenían antecedentes de haber sufrido violencia de género en el pasado, ha precisado.

La detección precoz de la violencia de género en los servicios sanitarios a través de instrumentos específicos de cribado es una recomendación en aumento, realizada por organismos internacionales, como la OMS; nacionales, como el Consejo Interterritorial de Salud; y autonómicos, como el III Plan de Salud de La Rioja.

Así funciona

La detección precoz se concreta en la realización de un test de cribado, mediante preguntas específicas y directas, que se realizan en poco tiempo y que se harán a toda mujer mayor de 14 años que acuda sola a la consulta.

Primero, se pregunta sobre la relación de pareja y la resolución de las discusiones y, si el cribado se considera positivo, se procede a la realización de un cuestionario más amplio y específico.

El cribado saldrá en la historia clínica de cada mujer al acceder a la misma y solo se podrá seguir adelante si es contestado.

Se dejará de contestar el test en diversas situaciones, como cuando la patología de la mujer desaconseje la entrevista ese día, que rechace el cribado, que exista una barrera lingüística importante o por una causa profesional.

Los profesionales de referencia de los centros de salud y de los servicios de atención especializada, durante estos días, deberán recoger todas las incidencias surgidas para evaluar y mejorar posibles actuaciones futuras.

La práctica totalidad del personal sanitario y sociosanitario de los centros de salud y de los servicios de Ginecología, Obstetricia, Salud Mental y Urgencias han recibido sesiones previas de formación para realizar un correcto cribado.

Esta formación ha sido impartida por la red de referentes contra la violencia de género del sistema sanitario público riojano, que cuenta, en la actualidad, con más de un centenar de profesionales.

Esta II Semana del Cribado, ha recordado, es una de las muchas medidas que el Sistema Sanitario Público riojano ha puesto en marcha en los últimos años de la mano del III Plan de Salud de La Rioja, dirigidas al abordaje desde diversas fases de este «grave problema» de salud pública.

Estas actuaciones son coordinadas por la Comisión Técnica contra la Violencia de Género del Área de Salud de La Rioja, integrada por profesionales sanitarios y sociosanitarios de la red de atención primaria y especializada de toda la comunidad autónoma.