Consumo contacta con el herido por un patinete para conocer qué falló

El afectado y los destrozos causados por el patinete. /L.R.
El afectado y los destrozos causados por el patinete. / L.R.

Se trata de un trámite ordinario de control previo a una posible retirada de modelos similares del mercado

África Azcona
ÁFRICA AZCONALogroño

La Dirección General de Consumo se ha puesto en contacto con el vecino de Logroño que sufrió quemaduras y su vivienda serios desperfectos a consecuencia de la explosión de un monopatín 'hoverboard' defectuoso, con el fin de conocer el modelo del aparato, determinar qué falló y, en última instancia, acreditar si cumplía la normativa europea.

Se trata de un trámite habitual seguido para garantizar la seguridad de los productos consumidos en La Rioja y que, como en el resto de casos, se pretende prevenir sobre los problemas de seguridad e iniciar una inspección para conocer si hay establecimientos de La Rioja que los siguen vendiendo y, de ser así, retirarlos de mercado y enviar una alerta al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Según explicaron ayer fuentes del Gobierno riojano, hasta la fecha la Dirección de Consumo no había tenido constancia de otros incidentes similares al del patinete que ardió peligrosamente el lunes en un domicilio de avenida de Burgos, en Logroño, ni siquiera con otros aparatos eléctricos.

Por otro lado, este periódico tuvo constancia ayer de usuarios riojanos que compraron este modelo de patinete, un 'hoverboard' eléctrico para niños, a través de Amazon y que al poco de adquirirlo recibieron una llamada de la compañía estadounidense para advertirles de que el modelo facilitado formaba parte de una partida con un problema de seguridad. En este caso, el asunto se resolvió reembolsando el dinero abonado.