La comunidad musulmana de La Rioja denuncia falsedad documental en el número de solicitudes presentadas para cursar religión islámica