Comprar ‘chollos’ para echar una mano a personas con síndrome de down