Un año «complicado» por las lluvias y el exceso de humedad

El consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, afirmó ayer que el 2018 se está demostrando «un año complicado» para los viticultores por «el exceso de humedad». «Las lluvias en general siempre son bien recibidas, pero claro, si son tan persistentes, estando ya en el mes de junio, pueden producir problemas como las enfermedades provocadas por hongos» y «lloviendo no se puede entrar al campo a realizar tratamientos», dijo.

Por otro lado, Nagore admitió que el cambio climático es «una amenazada evidente» para el sector y animó a «prepararse y a articular medidas urgentes» para lograr que la vitivinicultura «viva adecuadamente este cambio de escenario que nos toca».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos