Comienza la vendimia de uva blanca en Aldeanueva

Comienza la vendimia de uva blanca en Aldeanueva
Sanda Sáinz

La primera intervención se centra en parcelas concretas donde se ha alcanzado una maduración de entre 11,5 y 12,5 grados

Sanda Sáinz
SANDA SÁINZ

Este miércoles, a las seis de la mañana, ha comenzado la vendimia de tempranillo blanco en Fincas de Azabache (bodega de la cooperativa Viñedos de Aldeanueva).

Se espera recoger unos 160.000 kilos en este primer día, con una uva muy sana y de calidad.

Al final la lluvia de la noche del lunes, motivo por el que no se inició la vendimia el martes, no fue abundante y se ha podido salir al campo hoy sin problemas.

La primera intervención se centra en parcelas concretas donde se ha alcanzado una maduración de entre 11,5 y 12,5 grados.

«Estamos muy contentos por la sanidad de la uva que se está viendo hoy en las tolvas, la frescura que tiene y los aromas que estamos oliendo en la descarga» explica el director general, Abel Torres, y añade «ahora hay que hacer un buen trabajo de fermentación en bodega para que estos vinos resulten finalmente lo excelentes que esperamos que sean».

El tempranillo blanco es de plantación reciente y de vendimia mecánica en su totalidad, lo cual resulta muy cómodo porque cualquiera de las parcelas de alrededor de Aldeanueva de Ebro en media hora está terminada y en una hora o menos en las tolvas y los depósitos.

«Se vendimia de 6.00 a 10.00 para intentar conseguir temperaturas más bajas y evitar oxidaciones porque la uva blanca es delicada y entra a bodega enfriando con un menor consumo energético y mantiene una mayor frescura» indica Torres quien comenta que se recogerán alrededor de 160.000 kilos esta mañana.

En principio mañana no tienen previsto seguir ya que, si la jornada sale según lo previsto, agruparán las parcelas en un día en lugar de dos.

El martes de la próxima semana continuaría la vendimia de tempranillo blanco y también alguna finca de verdejo y viura con maduración más adelantada al tener menos carga en la cepa.

Respecto a la situación de la blanca, Torres dice que «se plantó hace cuatro o cinco años y ahora está en proceso de que la denominación realice esfuerzos comerciales para que se pueda defender mejor en el mercado. Tenemos mucha confianza en las variedades nuevas a la hora de aportar vinos blancos nuevos al mercado y que en dos o tres años esté a velocidad de crucero y a precios razonablemente buenos como tienen los tintos».

De unos 22 millones de uva que tiene previsto recoger este año Viñedos de Aldeanueva, 2 serán de blancos (aumentó hace unos seis años con las nuevas plantaciones de tempranillo blanco y verdejo pasando de tener 300.000-400.000 kilos a los 2 millones actuales). «Los blancos y rosados son vinos que cada vez está demandando más el mercado. Por otro lado, la línea de espumosos la hemos introducido con cantidades pequeñas porque todavía no somos expertos en ello. Comenzamos el año pasado y seguimos este con unos 10.000 litros de elaboración. Estas navidades no, las siguientes podremos comercializarlo y testar el mercado. Según la respuesta del mercado valoraremos dar mayor importancia al proyecto» termina Torres.