CCOO y UGT denuncian que el Gobierno riojano «sube los sueldos públicos el último día de campaña»

CCOO ha denunciado al Gobierno riojano ante la Junta Electoral de Zona y UGT no ha acudido a la mesa general convocada hoy

L.R.

Tanto CCOO como UGT han expresado este jueves su queja por la convocatoria hoy, «último día de campaña», una reunión «para subir el sueldo a los 10.400 empleados públicos de La Rioja.

En concreto, Comisiones Obreras ha denunciado al Gobierno riojano ante la Junta Electoral de Zona «para que actúe de forma inmediata» y UGT ha decidido no acudir a la Mesa General por considerar que no se dan las condiciones necesarias para poder llevar a cabo los temas incluidos en el orden del día.

El responsable sindical de CCOO, Mikel Bujanda, ha explicado en una nota que el Gobierno «está llevando a cabo actos electoralistas que vulneran la ley electoral», lo cual hace «notar el nerviosismo» del Partido Popular.

Así, en el último día de la electoral campaña electoral ha convocado a la Mesa General de Negociación para subir el salario a los empleados públicos un 0,75 por ciento; «lo correspondiente a los fondos adicionales que vienen de Madrid».

La nota explica que «CCOO lleva tiempo reclamando la necesidad de revertir los recortes en materia salarial y derechos sociales del conjunto de los trabajadores y específicamente de los empleados públicos y aunque se han celebrado numerosas Mesas de Negociación, todavía queda mucho por recuperar», a lo que añade que «el Gobierno de La Rioja in extremis y sorprendentemente nos convoca a Mesa General de Negociación el último día de campaña electoral para proceder a acordar la subida salarial del conjunto de los empleados públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja«.

Explica que «se han producido estos dos actos electoralistas como son la convocatoria de Mesa General de Negociación para el día de hoy en la que se fijarán subidas salariales que venimos reclamando los empleados públicos desde los últimos cuatro años, que afectan a 10.400 empleados públicos de La Rioja. Y también la convocatoria de Mesa Sectorial de Educación en la que la Consejería va a ofrecer el establecimiento de la Carrera Profesional para el personal docente, cuestión que está pendiente de negociar desde el Acuerdo-Convenio de 2009».

«Todas las informaciones apuntan a que estas convocatorias de Mesas Generales de Negociación han sido realizadas en connivencia con los sindicatos afines al propio Gobierno de La Rioja, es decir, la derecha sindical», añaden.

Ante esta situación CCOO ha presentado denuncia y queja solicitando la «intervención urgente de la Junta Electoral de zona para que anule estos actos electoralistas que vulneran la legalidad vigente y se lleven a cabo las medidas cautelares necesarias para reponer la limpieza electoral».

Por su parte, la Federación de Empleadas y Empleados de los Servicios Públicos de UGT (FeSP-UGT) de La Rioja «no se presta al juego electoral del Gobierno de La Rioja a dos días de las elecciones», han dicho, también en una nota.

«Tras la convocatoria in extremis de la mesa general de negociación y de la mesa sectorial de Educación, convocadas para el día de hoy por el Ejecutivo, UGT ha decidido no acudir a la Mesa General por considerar que no se dan las condiciones necesarias para poder llevar a cabo los temas incluidos en el orden del día», explican y han añadido que UGT no entiende «cómo se ha tenido que esperar hasta el último día de legislatura para intentar cerrar temas como la orden de carrera profesional de los docentes, el destino de los fondos adicionales o el acuerdo de derechos sindicales. Asuntos que desde UGT hemos estado exigiendo desde hace meses sin que el Gobierno nos escuchase».

Desde UGT entienden que estas convocatorias «solo pueden deberse al nerviosismo del actual equipo de Gobierno ante la cita electoral del próximo domingo. No podemos comprender que el Gobierno de La Rioja que, en los últimos cuatro años ha sido el mayor defensor del cumplimiento de las leyes, a dos días de las elecciones comprometa en la mesa de negociación 3 millones de euros, correspondientes a los fondos de 2018, 2019 y 2020, que están supeditados a que en cada ejercicio se cumpla con la regla de gasto, el objetivo de déficit y la estabilidad presupuestaria».

Para terminar, añaden que no entienden cómo el resto de organizaciones sindicales «se han prestado a este juego electoral del partido en el Gobierno. UGT, con su ausencia en la mesa de negociación, se niega a prestarse a este juego electoral y a que este Gobierno o cualquier otro que pueda surgir a partir del domingo pueda pensar que se pueda utilizar a los empleados públicos y se puede comprar su voto con dinero».