Un cazador resulta herido tras recibir disparos de un compañero en Alfaro

La víctima, de 39 años, que podría perder la visión de un ojo, recibió el impacto de perdigones en la cara, el cuello y la espalda

E. P.

alfaro. Un cazador alfareño de 39 años resultó herido en la mañana de ayer cuando recibió, de forma fortuita, el disparo de un cartucho de perdigones de un compañero con el que compartía caza en las faldas del monte Yerga, en término municipal de Alfaro.

Según informó el SOS Rioja 112, un particular alertó a las 8.27 de la mañana de este accidente de caza. En un despertar nuboso y llovido, dos amigos y compañeros de caza paseaban por las faldas de monte Yerga en una zona de pinos. Según pudo conocer Diario LA RIOJA, los compañeros se separaron cada uno por una zona.

LOS DATOS

uDónde
En una de las faldas del monte Yerga, en término alfareño
uHerido
Un vecino de 39 años, que recibió el disparo fortuito de un compañero al volar una perdiz en una zona de pinares.
uTraslado
Fue derivado al hospital San Pedro, de Logroño.

En un momento de esta batida en una zona muy habitual para los aficionados, voló una perdiz y la mala suerte hizo que uno de ellos disparara, sin que ni él, que cuenta con muchos años de experiencia en la caza, ni el que resultó herido de forma fortuita se percataran previamente de que estaban en frente.

De forma fortuita, uno de los cazadores disparó al volar una perdiz, impactando en el otro

El disparo del cartucho de perdigones impactó en la cara, cuello y espalda de este alfareño de 39 años. Ante el accidente de carácter fortuito, el propio compañero y amigo del herido le trasladó al centro de salud de Alfaro.

Tras una primera atención, los recursos de emergencias del Servicio Riojano de Salud desplazados por el SOS RIOJA 112 trasladaron al herido al servicio de Urgencias del logroñés hospital San Pedro. A la par, el SOS Rioja 112 notificó el accidente a la Guardia Civil, tal y como informó a través de uno de sus comunicados.

Riesgo en un ojo

Con pronóstico estable, el herido continuaba ingresado al cierre de la edición de este periódico. La mayor preocupación de médicos, amigos y familia pasaba por el riesgo de que, por el impacto de uno de los perdigones en el globo ocular, pueda llegar a causar la pérdida de la visión del ojo derecho, extremo que también apuntaba la Delegación del Gobierno en La Rioja.

 

Fotos

Vídeos