Las casas rurales rozan el 'completo' y los hoteles el 75% de ocupación en el puente

Un grupo de turistas en el monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla, en la pasada Semana Santa. :: justo rodríguez/
Un grupo de turistas en el monasterio de Yuso, en San Millán de la Cogolla, en la pasada Semana Santa. :: justo rodríguez

Los camping de La Rioja no esperan grandes cifras este fin de semana largo porque sus clientes son de estancias más largas

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

En La Rioja no hay puente malo, pero el de diciembre, el de la Constitución, en los últimos años ha puesto el colofón, por lo general, a buenas temporadas para los alojamientos turísticos de la región. Las casas rurales son los establecimientos para los que este fin de semana largo que comienza mañana se presenta con mejores perspectivas. De hecho, el grueso de ellas colgará el cartel de completo. Así lo prevé el presidente de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja (Ascarioja), Joaquín Sanz, después de testar la situación con los miembros de esta agrupación y de que a través de la web del colectivo hayan entrado «muchísimas solicitudes de reserva», señala. «Cuando llegan a la web es que nuestros socios las dirigen ahí para que se beneficien otros compañeros porque sus casas están llenas», explica.

La ocupación en este tipo de establecimientos no se aparta de la senda de crecimiento que tomó hace unos entre tres y cuatro años, lo que consolida la región como uno de los destinos de interior con más crecimiento, especialmente en otoño, una época «muy buena en particular para La Rioja que arranca con la vendimia y que deja un color espectacular en la sierra», detalla Sanz. El reducido tamaño de la comunidad juega en esta ocasión a su favor porque «las distancias son cortas y en cuatro días se puede visitar y conocer buena parte de la región».

Los datos

3-4 años
en los últimos 3 o 4 años se ha producido el despegue de las casas rurales de la región, especialmente en otoño, según Ascarioja.
90%
El 90% del turismo que se acerca a La Rioja es nacional y sólo un pequeño porcentaje es extranjero, explican los responsables de los establecimientos regionales.

La falta de nieve y por tanto que Valdezcaray no pueda arrancar la temporada de esquí -sólo permanece abierto para uso turístico- no parece que vaya a tener excesiva repercusión en el turismo que reciben las casas rurales del entorno, «porque aunque Ezcaray tiene un turismo específico, que es el de esquí, también es el de aquellas personas a las que les gusta la naturaleza y la montaña», detalla. «El resto de La Rioja no nos vemos afectados porque el que viene a la zona, lo hace porque tiene sus atractivos, el primero de ellos, el vino y todo lo demás suma».

Este puente de la Constitución seguirá la línea del fin de semana del 1 de noviembre y del 12 de octubre que ya fueron positivos. En cuanto al perfil del turista, asegura que el 90% es nacional.

Para los hoteles la previsión no es tan optimista y eso pese a que, por lo general, el de diciembre «es un puente bueno para La Rioja, en concreto, suele ser de lo mejor en ocupación», explica el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles y presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara Comercio e Industria de La Rioja, Demetrio Domínguez.

Los primeros en llenarse, según explica, son los establecimientos hoteleros de Logroño; le siguen los de Ezcaray y luego el resto de la región. Aún así y pese a ser uno de los periodos con más atractivo para el turismo, Domínguez confía en que la ocupación ronde el 70 o el 75%, un porcentaje algo inferior al de otros años porque, a su juicio, La Rioja también acusa el descenso de turismo que, de acuerdo con sus datos, se registra en casi todas las comunidades. De cara a la promoción, el presidente de los hoteleros riojanos aboga por paquetes turísticos en los que La Rioja se promocione junto a Navarra y el País Vasco.

Quizá el lado menos dulce del puente lo viven en el sector del camping, aunque nunca ha sido su época fuerte. Así lo explica el presidente de la Asociación de Camping de La Rioja y gerente de los de Bañares y Navarrete, Jon Salgado, quien confía en tener una ocupación del 40% en bungalow y algo inferior en parcelas, aunque para conocer esta última habrá que esperar ya que este tipo de cliente suele reservar a última hora.

No obstante, el turista que se acerca hasta los camping de la región, es de larga estancia y, por lo general, «vienen en vacaciones de verano y en Navidad», comenta Salgado. En cuanto a la evolución de este año, explica que está siendo muy similar a la que se registró el año pasado «que históricamente fue uno de los mejores».

Más

 

Fotos

Vídeos