La carga fiscal y la inestabilidad política, principales quebraderos empresariales

La carga fiscal y la inestabilidad política, principales quebraderos empresariales

La actividad económica riojana sigue creciendo, aunque la Cámara alerta de debilidad, con el comercio y el turismo como principales frentes

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

La carga fiscal, relacionada con probables gobiernos de izquierdas y, en todo caso, la inestabilidad política son la primera y la tercera preocupación de los empresarios riojanos, según la Encuesta de Coyuntura del segundo trimestre del año que ayer presentaron Jaime García Calzada, presidente de la entidad, y Florencio Nicolás, director general. Entre ambas, como segunda preocupación, se cuela la situación del consumo interno y es que los datos de la encuesta, si bien confirman que sigue habiendo crecimiento económico, empiezan a aportar claros signos de debilidad.

Las primeras alarmas surgen en los sectores de comercio y turismo, quizás los más dependientes de la demanda interna, con resultados ya claramente negativos en cuando en cuanto a ventas: un 24% de encuestados del comercio dice haber subido ventas respecto al trimestre anterior, mientras un 30% asegura haber facturado menos. En turismo, la situación es similar, con un 24% de empresarios que dice que facturó más, mientras que el 31% ingresó menos: «Lo del pequeño comercio es un suma y sigue, con multitud de locales vacíos por falta de negocio, pero lo del turismo, que ya en el trimestre anterior fue también bastante negativo, nos indica que no se están haciendo las cosas bien porque volvemos a tener una bajada preocupante», advirtió ayer Jaime García Calzada, presidente de la Cámara y también empresario hotelero.

DOS CIFRAS

14
puntos es el saldo positivo de la cifra de negocio (% de empresas que facturan más sobre las que menos).
-7
es el saldo negativo para el sector del turismo, que además arrastra ya varios trimestres en negativo.

En líneas generales, el segundo trimestre del año deja un saldo positivo: el 37% de las empresas encuestas facturó más y el 23% menos; el 49% creó empleo y sólo el 11% destruyó, mientras que el 32% pudo aumentar precio y el 12% los bajó. En cuanto a la inversión, creció para el 20% y bajó para el 11%.

Por sectores, construcción, aunque parte de cifras muy bajas fue el más dinámico, seguido de otros servicios (TICs, asesoría, talleres...) que volvió a mostrarse muy fuerte. Industria mejora un poco, mientras caen los comentados de comercio y turismo.

Exportaciones

Los dirigentes de la Cámara presentó también el balance de exportaciones hasta finales de mayo del presente año. Las ventas al exterior crecen el 1,43% en los cinco primeros meses del año, aunque García Calzada advierte también de la falta de dinamismo: «Hasta marzo el crecimiento era superior al 3% y las importaciones ya están bajando el 2,11%, lo que, aunque mejora nuestra tasa de cobertura, nos lleva a pensar que el crecimiento se está ralentizando». El presidente de la Cámara confirmó que las perspectivas empresariales para el próximo trimestre «siguen siendo positivas, pero cada vez más ajustadas, lo que aconseja reformas».

Más