Las dos caras de una única conversación por Whatsapp

El fiscal lo adelantó el martes. La defensa había presentado como prueba una conversación de Whatsapp del acusado con uno de sus amigos (que también testificó en la segunda sesión de la vista) en la que, insistió en la mañana de ayer el Ministerio Fiscal, el acusado preguntaba a un amigo cómo podía conseguir un arma de fuego. Tras ser cuestionado por ese amigo que para qué la quería, si para asustar o para matar, el acusado habría respondido que «para acribillar».

Esa versión, defendida por partida doble desde la Fiscalía, no fue compartida por la letrada de la defensa, que intentó explicar en sus conclusiones cómo tiene que ser leída. «Primero figura el nombre de quien envía el mensaje y después la respuesta de quien lo recibe», dijo. Esa interpretación, sostuvo la abogada, invierte el sentido de los mensajes de forma que habría sido el amigo del acusado quien realmente mostraba interés por hacerse con el arma y no el procesado.

 

Fotos

Vídeos