Camionero en la encrucijada

El camión, en un camino de los que conducen hacia la Sierra de la Demanda, donde quedó varado. :: R. Fernández/
El camión, en un camino de los que conducen hacia la Sierra de la Demanda, donde quedó varado. :: R. Fernández

Otro camión de gran tonelaje se extravía en la sierra riojana, guiado por el GPS, esta vez en Lugar del Río

FÉLIX DOMÍNGUEZ

Otra vez y ya van unas cuantas, un camión de gran tonelaje tiene problemas para circular por la geografía riojana. En general, los contratiempos surgen a causa de las nuevas tecnologías, en concreto el GPS, que por las razones que solo los más avezados técnicos en la materia podrían descifrar, les conduce a una encrucijada en lugar de al destino deseado.

El último caso sucedió ayer en el entorno de San Millán de la Cogolla, en su pedanía de Lugar del Río. Por aquellos parajes que conducen a lo más alto de la Sierra de la Demanda y que con un vehículo adecuado pueden comunicar el valle del río Cárdenas con el del río Oja, se adentró un camión de una compañía húngara con su enorme tráiler hasta que ya se vio sin posibilidad de seguir ni de volver sobre lo rodado.

La alcaldesa de San Millán, Raquel Fernández, fue alertada del suceso y allá se fue para tratar de auxiliar el apurado conductor. Lo raro fue que cuando llegó hasta el vehículo, «allí no había nadie. Supongo que bajaría hacia San Millán andando o que alguien le bajaría, pero no lo sé», indicaba.

La compañía húngara, a la que pertenece el camión, ya sufrió otro problema en Bañares

Sí que pudo conocer más tarde, tras haber dado cuenta a la Guardia Civil del suceso, que el conductor «debió mandar un correo electrónico a su país, Hungría, y la compañía debió contactar con una casa rural de San Millán para que avisaran de lo ocurrido». A la hora de hablar con Fernández, algo más de las cinco de la tarde, el vehículo aún continuaba en su encrucijada.

Los problemas de los grandes camiones por las indicaciones erróneas de sus GPS no son nuevos. En la zona de Ezcaray se cuentan, al menos, un par de ocasiones en el 2016. En mayo del 2016, un vehículo de la misma compañía del extraviado ayer, Waberer's, se vio envuelto en un problema al circular por el casco urbano de Bañares, donde quedó atascado y tras ocasionar algunos daños en los inmuebles cercanos, fue librado del encajonamiento entre edificios. En abril del 2017 otro gran vehículo quedó varado en Nestares.

 

Fotos

Vídeos