MUCHO CAMBIO PARA NEGOCIAR LA PAC

JUAN QUINTANA LA TRILLA

El escenario agropolítico en España ha experimentado un insospechado cambio. Para empezar, se ha salvado el riesgo de que el sector agrario perdiera visibilidad, habiendo adquirido entidad con un nuevo ministerio, deslindado del de Medio Ambiente. El absurdo conflicto ideológico entre el medioambiente como bandera conservacionista, frente a la agricultura, como actividad económica consumidora de recursos, lleva a un peloteo gubernamental que ya cuesta digerir y que en este caso no se ha producido.

Isabel García Tejerina ha tenido sus defensores y detractores, como es normal. Lo que se le debe reconocer es su gran conocimiento de los entresijos de la negociación política europea y nacional. Una ministra dura, pero no hostil, que ha sabido manejar a la vez muchos hilos y defender con intensidad los intereses del sector agrario español. Pero quizás lo que ha dado más solvencia a su línea política ha sido el alejarse de ideologismos ineficientes y saber entender que los intereses de nuestro sector agrario se protegen mucho mejor si se integran en los objetivos del agro europeo.

Se va una ministra en medio de un complejo y novedoso proceso de negociación sobre el futuro de la Política Agrícola Común. Un periodo en el que el Brexit va a definir un incierto escenario marcado por la pérdida de recursos financieros. La mencionada salida de Reino Unido y las cada vez más complejas políticas de inmigración y de seguridad europeas, entre otros motivos, condicionan un proceso de negociación difícil. Hay que recordar que la ministra saliente acababa de sellar una alianza con Francia, Portugal, Irlanda, Italia y Finlandia. Al menos, el nuevo ministro conoce el sector y tiene experiencia negociadora, lo que es un buen punto de partida.

Lo más preocupante no es que en este proceso de negociación un nuevo equipo tome las riendas, porque el PSOE dispone de profesionales cualificados para ello, sino unas previsibles elecciones anticipadas que darían pie a otro cambio. A río revuelto ganancia de pescadores, y hay socios comunitarios que intentarán sacar el máximo partido a los previsibles bandazos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos