Más brillo en el altar empresarial

Galardonados y autoridades ayer en la entrega de los Premios Mercurio.  /  JUSTO RODRÍGUEZ
Galardonados y autoridades ayer en la entrega de los Premios Mercurio. / JUSTO RODRÍGUEZ

El Club de Marketing de La Rioja entregó anoche sus Premios Mercurio

ROBERTO G. LASTRA

Los altares empresariales riojanos tienen desde anoche otras cinco figuras aladas, las de los premiados en la XXXVII edición de los Premios Mercurio que concede el Club de Marketing de La Rioja para «reconocer el trabajo bien hecho, la capacidad de innovación, la creatividad y el esfuerzo a toda una vida de trabajo».

La ceremonia, celebrada en el Museo Würth, contó con dos centenares de invitados entre autoridades - el jefe del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; la presidenta del Parlamento de La Rioja, Ana Lourdes González; y el delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, entre otros- y representantes de instituciones empresariales y empresarios.

LAS DISTINCIONES

uPremio Mercurio Empresa 2018
Recuperaciones Riojanas S.A. (Recirsa). Especialista en la gestión de residuos empresariales desde 1984.
uPremio Mercurio Innovación 2018
Gnoss. Pyme tecnológica que ha desarrollado su propio motor de Inteligencia Cognitiva.
uPremio Mercurio Ejecutivo 2018
Raquel Pérez Cuevas, consejera delegada del Grupo Ontañón. 800 hectáreas de viñedo y presencia en tres denominaciones.
uPremio Mercurio marketing 2018
Grupo Pitillos. 37 años de historia de calzado y dos millones de pares anuales.
uPremio Mercurio Vida Empresarial 2018
Lorenzo Cañas Metola. Casi 60 años en los fogones.

«Los Premios Mercurio suponen un balance de las mejores personas, empresas y entidades en la gestión empresarial, y especialmente de su prestigio y autoridad de las mismas así como su proyección nacional e internacional y la difusión de nuestra comunidad autónoma», destacó en su intervención el presidente del Club de Marketing, Ignacio Blanco, quien resaltó que «más allá del reconocimiento, hoy debemos fijarnos en las razones que han motivado estos premios, en los principios y características que durante años han llevado a cabo estas empresas». Así, tras recordar la profesionalidad en la gestión, la diferenciación, el esfuerzo, el trabajo y la acción como pilares, advirtió de que «es tiempo de arriesgar, de ser de nuevo pioneros y de romper con los mitos del pasado».

El acto prosiguió con la entrega de los galardones, una lámina diseñada por el pintor riojano Carlos Corres con la imagen de Mercurio, el dios latino del Comercio, que se entregó a los premiados. El Premio Mercurio Empresa fue para Recuperaciones Riojanas (Recirsa), fundada en 1984 y especialista en la gestión de residuos empresariales; el Mercurio Ejecutivo homenajeó a Raquel Pérez Cuevas, consejera delegada del Grupo Ontañón, una bodega familiar que gestiona más de 800 hectáreas de viñedo y que está presente en Rioja, Rueda y Ribera de Duero», describió Zuazo; el Mercurio Marketing fue para Grupo Pitillos, la empresa de calzado fundada hace 37 años; el Mercurio Innovación e Iniciativa Empresarial fue para la pyme tecnológica riojana Gnoss; y el Mercurio Vida Empresarial dedicada a La Rioja honró al cocinero riojano Lorenzo Cañas, por sus casi seis décadas en los fogones.

El jefe del Ejecutivo, José Ignacio Ceniceros, se dirigió a los premiados para destacar que «sois una referencia fundamental por vuestra contribución a generar empleo, riqueza y bienestar».

 

Fotos

Vídeos