Del bono de la luz a los proyectos sociales

La nueva regulación del 'bono social' preveía un gasto para La Rioja de 1,5 millones si bien la región no ha hecho aún ningún abono a las energéticas

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

En octubre del 2017 el Consejo de Ministros aprobaba la modificación del bono social eléctrico, una medida impulsada por el Gobierno central (pero sufragada por las comunidades autónomas) que prevé descuentos en la factura final de entre el 25% y el 40% en función de la situación económica de las familias y que también endureció los plazos para que las suministradoras pudieran acordar el corte por impago.

Esa nueva regulación vinculaba los descuentos a determinados niveles de renta y situaciones y el Ministerio calculó entonces que serían 2,5 millones de clientes que ya se veían favorecidos por algún tipo de tarifa especial los que tendrían que volver a solicitar ese bono. Pero los últimos datos (abril del 2018) apuntan que en todo el país sólo 440.000 lo han solicitado y, de ellos, más o menos la mitad (unos 170.000) habrían visto concedida su solicitud.

A las comunidades no les gustó ese 'yo invito y tú pagas' y, de hecho, La Rioja aún no ha satisfecho ninguna cantidad por esos descuentos aplicados por las eléctricas (las cuentas iniciales hacían una previsión de gasto de 1,5 millones de euros para las arcas regionales).

«Nos han llegado comentarios sobre ciertos problemas a la hora de su tramitación. En todo caso nosotros estamos en contacto con el Ministerio de Energía desde hace tiempo para que se nos aclare todo, se unifique y haya seguridad jurídica en todas las comunidades», dice Celia Sanz, directora general de Servicios Sociales, que apunta que la responsabilidad que el decreto trasladaba a las autonomías frente a esos usuarios vulnerables «está cubierta al 100% con nuestras ayudas en La Rioja».

Más allá de ese bono social, alguna compañía ha puesto en marcha su propio plan contra la vulnerabilidad energética. Es el caso de Naturgy que a través de su fundación activó un programa dotado con 4,5 millones de euros. Entre las iniciativas puestas en marcha destaca el convenio con Cáritas gracias al que se consiguió atender a más de 7.000 personas en riesgo de vulnerabilidad a través de 300 proyectos relacionados con la eficiencia energética. De igual manera también suscribieron acuerdos con Cruz Roja.

En La Rioja, ese plan de Naturgy ha conseguido que entre los años 2015 y 2017 un total de 389 familias se beneficiaran de sus medidas y lograran evitar el corte de suministro: 46 en el 2015 (24 de gas y 22 de electricidad); 112 en el 2016 (62 de gas y otros 50 de electricidad); y 231 más a lo largo del 2017 de los que 179 eran clientes de gas y 52 de suministro eléctrico.

 

Fotos

Vídeos