En batalla contra el fuego

El jefe del Ejecutivo riojano y el delegado del Gobierno, ayer en Agoncillo con el equipo de extinción y prevención de incendios. :: miguel herreros/
El jefe del Ejecutivo riojano y el delegado del Gobierno, ayer en Agoncillo con el equipo de extinción y prevención de incendios. :: miguel herreros

Más de 300 profesionales y un completo dispositivo técnico afrontará la campaña antiincendios, activa entre el 15 de julio y el 15 de octubreLa mayor vegetación por el exceso de lluvias incrementa este año los riesgos

ARANCHA JODRA/R.G.L. LOGROÑO.

Con 8,6 millones de euros de presupuesto, la dedicación de más de 300 profesionales y el despliegue de un potente dispositivo de medios técnicos aéreos y terrestres, La Rioja tratará de esquivar un año más el riesgo de las llamas.

El dispositivo de la región para la campaña antiincendios, que dará comienzo el próximo 15 de julio y se prolongará hasta el 15 de octubre, fue presentado ayer en el aeropuerto de Agoncillo durante un acto que contó con la presencia del jefe del Ejecutivo regional, José Ignacio Ceniceros, y del delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz.

CAMPAÑA DE 2018

uMedios humanos
15 retenes de prevención y extinción de incendios con 127 operarios; 78 agentes forestales; cuadrilla de acción rápida integrada por 21 operarios, 2 capataces y 2 técnicos; 19 técnicos de la Dirección General de Medio Natural; tripulaciones de vehículos autobomba con 6 conductores y 3 ayudantes; el responsable de mantenimiento; personal de las torretas y refugios de vigilancia con 39 vigilantes y un conductor; 1 técnico y 2 maquinistas de maquinaria pesada; personal unido al helicóptero de extinción de incendios; 5 conductores de autobomba y 5 ayudantes; personal de SOS Rioja, Bomberos de La Rioja y Protección Civil.
uMedios técnicos
11 centros comarcales contra incendios; 300 puntos de agua; 15 puntos de vigilancia y detección; 12 estaciones repetidoras, 15 de base y 2 fijas; vehículos de extinción de incendios; 1 helicóptero Bell-412; bases de medios aéreos en Agoncillo; 2 aviones de carga en tierra 'Air Tractor 802'; y maquinaria pesada con un bulldozer, un camión góndola y un coche piloto.

Este año, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente dispondrá de un presupuesto de 8,6 millones, de los cuales 4,7 se destinan a labores de prevención y los 3,9 millones restantes a tareas de extinción. De hecho, este año el peligro es mayor. «El alto porcentaje de lluvias ha provocado la crecida de más hierbas y plantas en los montes, por lo que el riesgo de incendios y su posterior dispersión es aún elevada, alertó Ceniceros, que señalo que por ello «debemos hacer todo lo posible por evitarlo».

El presidente, que alabó la «profesionalidad y esfuerzo» de los más de 300 efectivos que componen el dispositivo, apeló a la responsabilidad de los ciudadanos a la hora de «extremar las precauciones y evitar conductas que puedan poner en riesgo no sólo el monte sino también otros bienes y, por supuesto, personas».

En este sentido, recordó que el pasado año se registraron en la región 81 siniestros en los que ardieron 250 hectáreas, de los que solo el 3,7% fueron causados por rayos, mientras que el 95% restante se debió a acciones humanas de forma intencionada, por negligencias o imprudencias.

No obstante, tras destacar que los medios técnicos destinados se han incrementado en La Rioja en los últimos años para detectar, prevenir y combatir los incendios forestales, el jefe del Ejecutivo regional afirmó que «este gran dispositivo, la concienciación ciudadana y el trabajo de prevención que se desarrolla en los montes durante todo el año hacen que los incendios provoquen cada vez menos daños y que la mayoría de los casos, 4 de cada 5, se queden en conatos».

En la presentación de la campaña, un equipo de prevención de incendios llevó a cabo una demostración con el helicóptero Bell-412, contratado por el Gobierno de La Rioja para transportar a la cuadrilla de acción rápida (CARIF) y extinguir los fuegos empleando los 1.500 litros de agua de su helibalde. La tripulación de la aeronave está compuesta por dos pilotos, dos copilotos, un mecánico, un coordinador y el resto de la cuadrilla de acción rápida. Además de la labor prioritaria del helicóptero para extinguir incendios forestales, se caracteriza por su polivalencia ya que puede realizar otros trabajos relacionados con el medio natural como tareas de vigilancia y prevención.

Además, el aeropuerto de Agoncillo alberga desde el pasado 1 de julio los dos aviones 'Air Tractor 802' aportados para esta campaña en la región por el Gobierno de España, a través del Ministerio para la Transición Ecológica. Con una carga útil de 3.100 litros y un tiempo de carga de depósito de agua de 3 minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos