Se augura una vendimia de Rioja fraccionada, extendida en el tiempo desde agosto a noviembre y bajo la amenaza de la climatología