Armas de guerra en el mercadillo

Granadas intervenidas por los agentes de la Guardia Civil en la Feria de Munilla y localizadas a la venta en Internet. :: g.c.
/
Granadas intervenidas por los agentes de la Guardia Civil en la Feria de Munilla y localizadas a la venta en Internet. :: g.c.

El propietario de los artefactos, considerados armas de guerra pese a no tener carga explosiva, no contaba con un certificado oficial de inutilización y se enfrenta a una multa de hasta 60.000 euros La Guardia Civil localiza en una feria de Munilla un puesto que vendía granadas

LUIS JAVIER RUIZ* LJRUIZ@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

Una granada (el arma, no la fruta) a la venta por entre 30 y 300 euros. Ese era el precio y ese fue el objeto que más sorprendió a muchos durante la novena edición de la feria de antigüedades de Munilla... Guardia Civil incluida. Los agentes se acercaron hasta el encuentro para hacer cumplir el Plan de Defensa del Patrimonio Histórico Español que, a grandes trazos, trata de localizar objetos de arte expoliados o sustraídos (piezas arqueológicas, monedas, muebles, pinturas, instrumentos musicales, etc.). Pero se encontraron con un puñado de granadas y el dispositivo policial se interesó por ellas. Sobre todo, por la documentación que exige este tipo de artefactos, considerados armas de guerra. Y ahí llegó el problema: el vendedor carecía de los papeles necesarios por lo que, a cambió de los artefactos, los agentes le entregaron la correspondiente denuncia por una infracción grave la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que podría convertirse en una sanción de entre 601 y 30.000 euros.

Las granadas intervenidas, ha informado la Guardia Civil a través de una nota de prensa, no contaban con carga explosiva por lo que no suponían un riesgo real... pero alguna de ellas sí disponía de todos los elementos fundamentales para su funcionamiento. El Grupo de Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil en La Rioja se hizo cargo de las mismas para su evaluación y análisis.

¿Se pueden vender granadas? La respuesta es sí, pero con requisitos: solo si han sido desactivadas y cuentan con el correspondiente certificado de inutilización emitido por un centro del Ministerio de Defensa o por un banco oficial de pruebas. En el caso de Munilla, el vendedor no contaba con esas autorizaciones preceptivas por lo que los agentes incautaron las armas.

El vendedor ofrecía en la feria riojabajeña diferentes granadas por entre 30 y 300 eurosPese a carecer de carga explosiva, alguna de ellas contaba con todos los elementos para su utilización

A partir de esa intervención y durante el mes de junio, los miembros de la oficina de análisis de Intervención de Armas de la Guardia Civil en La Rioja rastrearon diferentes páginas web de venta de artículos de segunda mano y piezas históricas. Fruto de ese trabajo de investigación consiguieron identificar a varios ciudadanos que habían puesto a la venta por Internet armas de avancarga y diferentes granadas de la Guerra Civil (sin carga explosiva) y que, como en el caso de Munilla, carecían de los permisos necesarios para ello. Todos ellos fueron citados en dependencias oficiales en donde entregaron los artefactos de manera voluntaria. De forma paralela, los agentes procedieron a proponer para ellos una sanción por infracción grave de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Reglamento de Armas.

 

Fotos

Vídeos