Arisa invierte 30 millones en Navarrete para consolidar su crecimiento

Autoridades y directivos de Nidec-Arisa, en la inauguración oficial de la nueva factoría de Navarrete. /GOB. RIOJA
Autoridades y directivos de Nidec-Arisa, en la inauguración oficial de la nueva factoría de Navarrete. / GOB. RIOJA

El grupo Nidec, de capital japonés, ha presentado sus nuevas instalaciones en el polígono Lentiscares de Navarrete | El presidente de la factoría Tatsuya Nishimoto ha destacado la «eficiencia» de la planta riojana

LA RIOJALogroño

La empresa riojana Arisa ha completado una inversión de treinta millones de euros en el polígono Lentiscares de Navarrete (La Rioja), a donde ha trasladado prácticamente todas sus instalaciones desde Logroño con el objetivo de consolidar su crecimiento de los últimos años.

Esta compañía dedicada a la fabricación de prensas industriales ha inaugurado hoy sus instalaciones en un acto en el que han participado el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros y el presidente de la multinacional japonesa Nidec, Tatsuya Nishimoto.

En detalle

-Nidec Arisa pertenece a la división Nidec Press & Automation, división que comparte con las empresas Minster, Vamco y Nidec Shimpo, desde su integración en 2015 Arisa ha triplicado sus ventas. Y ha duplicado el número de trabajadores

-Este año las ventas del Grupo Nidec Press & Automation han llegado a los 320 millones de euros y Nidec Press & Automation es el tercer grupo con mayor número de ventas en su sector en el mundo. Ahora, con esta nueva fábrica el objetivo para 2022 es colocarse la primera del mundo.

El Sr. Nagamori (Chairman y CEO del Grupo Nidec) fundó esta compañía en el año 1973 con tres personas, ahora 45 años después es un grupo que factura 12.000 millones de euros, con 170.000 empleados en todo el mundo.

El grupo japonés adquirió en 2015 esta empresa riojana, creada en 1940, y la integró en un grupo con diferentes divisiones, especializado en la fabricación de maquinaria industrial y de chapa metálica para diferentes sectores.

Arisa es la única planta española de este grupo, que tiene otras en Estados Unidos, China, Taiwan, India, Corea y Brasil y que aspira a ser el primer grupo mundial en su sector, en el que ahora su principal competidor es una multinacional norteamericana.

La empresa riojana cuenta con 210 empleados y el año pasado facturó 85 millones de euros, lo que supone que en tres ejercicios, desde que pertenece a Nidec, ha triplicado su cifra de negocio.

El presidente del Ejecutivo riojano ha incidido en que la apuesta de la multinacional por invertir en la empresa riojana «demuestra que somos un territorio atractivo para las inversiones».

La «alianza empresarial» de Nidec y Arisa «es un ejemplo de cómo es posible competir en todo el mundo desde aquí, a base de tecnología y talento».

Ha recordado que Arisa ha duplicado el tamaño de su planta, hasta los 26.000 metros cuadrados, «en unas instalaciones concebidas para el cambio tecnológico y las nuevas exigencias de una industria cada vez más especializada».

«Todo esto es el resultado de una gran trayectoria como empresa familiar durante 75 años», ha recordado y ha incidido en que la integración en Nidec «ha aportado a esta compañía un gran soporte financiero y tecnológico para lograr una dimensión internacional que la sitúa como uno de los operadores principales del mercado mundial de prensas para la industria».

Ha aludido al crecimiento de la plantilla de Arisa en los últimos años «lo que le ha permitido dar un paso de gigante, a partir de bases como la tecnología, la innovación y la internacionalización, aspectos esenciales de la economía del futuro», ha indicado.

El presidente del grupo Nidec, Tatsuya Nishimoto, ha destacado la «eficiencia» de la planta española «que hemos visto como un caso de éxito excepcional« con lo que ha justificado la adquisición de la firma y ha recordado que hoy mismo se cumplen 150 años de los primeros acuerdos comerciales entre España y Japón.

El vicepresidente de Arisa, Diego Ariznavarreta, ha recordado que la compañía todavía mantiene unas instalaciones de producción en Logroño, aunque sus planes son el traslado completo a Navarrete, donde las prensas que fabrican se dedican, principalmente, a troqueles para la fabricación de piezas de automóvil.

El único fabricante europeo de prensas de este grupo, con tecnología propia y la idea es intercambiar conceptos de Estados Unidos, China, Japón y España para ser capaces de construir todo tipo de máquinas en todos los lugares del mundo.

«Nos queda camino por recorrer, pero el reto de ser líderes mundiales con este grupo es atractivo», ha destacado el responsable de Arisa, quien ha detallado que ahora mismo «lo que queremos es consolidar» tanto el volumen de su plantilla como la facturación.

«Pero siempre pensamos en crecer, porque tenemos pedidos cada vez en más países», ha incidido y ha explicado que este año «rozarán» los 90 millones de facturación, dentro de una línea global de crecimiento que ha marcado el llegar a mil millones de euros en el próximo lustro.

Ha incidido en que la integración en la multinacional «ha sido muy positiva, porque nuestros clientes han aceptado bien el que pertenezcamos a un grupo global y nuestros trabajadores se han sentido cómodos».

«Hemos pasado de ser quijotescos con una empresa familiar que iba por el mundo a estar dentro de un gran grupo», ha concluido Ariznavarreta.

 

Fotos

Vídeos