MCH y Ardian compran el grupo Palacios por 250 millones

MCH y Ardian compran el grupo Palacios por 250 millones
Justo Rodriguez

La empresa acaba de garantizar a los trabajadores que «todo va a seguir igual: sólo cambian los accionistas»

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

La dirección de Palacios Alimentación acaba de garantizar a los representantes de los trabajadores que «todo va a ser igual, sólo cambian los accionistas», tras confirmarse que el gigante estadounidense Carlyle ha cerrado la venta del 80% que posee de la compañía por 250 millones de euros. Así lo ha explicado a este diario el miembro del comité por USO, Óscar Peña, una vez finalizado el encuentro al que habían sido convocados tras informar de la operación sobre las ocho de la mañana a la presidenta del comité, Charo Pérez . Según Peña, la dirección ha transmitido en la reunión un mensaje de «tranquilidad»: el comprador es el fondo de inversión español MCH, «cuya dinámica es invertir en empresas españolas», que ha dado entrada, a su vez, al fondo de origen francés Ardian y a Unigrains. El 20% restante del Grupo Palacios continúa en manos del equipo gestor. «Ahora sólo queda pendiente que la venta obtenga el visto bueno de las autoridades de Competencia«, ha explicado Peña.

«Nuestro negocio seguirá creciendo»

El director general de Grupo Palacios, Pedro Domínguez, ha hecho público un comunicado en el que informa de que tras esta operación «nuestro negocio seguirá creciendo orgánicamente mediante la innovación constante, la especialización y la internacionalización». «Además -ha añadido- seguiremos con la búsqueda de nuevas oportunidades de adquisiciones que complementen nuestra gama de productos para satisfacer las necesidades de nuestros clientes y consumidores».

Domínguez explica que con esta operación, el grupo sustituye a Carlyle en el capital «tras cuatro años de participación en la compañía» por MCH, que «continuará apoyando nuestros ambiciosos proyectos de crecimiento e internacionalización» y por Ardian, «uno de los principales grupos independientes europeos de inversión». Asimismo, el director general del Grupo Palacios confirma que «el equipo directivo refuerza su posición como accionista de Palacios».

La presidenta del comité de empresa, Charo Pérez, quien no ha podido estar presente en la reunión celebrada en la factoría de Albelda de Iregua (444 trabajadores) por encontrarse esta mañana en Madrid ha asegurado que la sensación es de «total tranquilidad». «Más de lo mismo» porque esta es la tercera vez que Palacios Alimentación sale a la venta, después de que la familia fundadora, que puso en marcha la empresa en 1983, la dejara en el 2009 en manos del consorcio formado por Talde y Proa Capital, dos gestoras españolas de capital riesgo, y de otros pequeños inversores. El fondo estadounidense Carlyle adquirió posteriormente, en el 2015, Embutidos Palacios por un montante de 150 millones de euros.

«Lo que tenemos encima de la mesa es tranquilidad«, ha insistido Pérez, quien en estos momentos se encuentra en Madrid. En este sentido, la presidenta del comité ha destacado que »no hay cambio alguno« y ha valorado que el fondo nacional que ha adquirido la participación de Carlyle »mantiene como dinámica invertir en empresas españolas«.

El Grupo Palacios Alimentación dispone, además de la factoría de Albelda, de cuatro centros de producción en Madrid, Navarra y Asturias, y otro más en Estados Unidos (Elore Holdings). Está entre las empresas más grande de La Rioja por volumen de facturación, con unas ventas superiores a los 200 millones de euros en el 2008, y emplea a alrededor de mil trabajadores.

Carlyle puso hace poco menos de un mes en marcha la venta de la compañía por un precio de salida de 300 millones de euros. El gigante estadounidense atesoraba el 80% de la firma cárnica y el resto se reparte entre dos asesores externos y algunos directivos. Estos últimos suscribieron 225,49 participaciones preferentes, por las que cobrarán un dividendo de 1,9 millones más un 12% por cada año de demora.