Aprobada la Ley de Protección Animal que elude regular la caza y la tauromaquia

Ceniceros saluda a representantes de la Federación Riojana de Caza frente al Parlamento. :: sonia tercero
/
Ceniceros saluda a representantes de la Federación Riojana de Caza frente al Parlamento. :: sonia tercero

PSOE, Cs y Podemos apoyan la ILP para «erradicar el maltrato» con el rechazo del PP, que cree que la norma «creará confusión»

TERI SÁENZ* ESAENZ@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

El pleno del Parlamento aprobó ayer con el respaldo del conjunto de la oposición y el 'no' del PP la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de protección de los animales en La Rioja. La votación culmina la procelosa tramitación de una normativa marcada por la polémica desde la presentación de las firmas requeridas -24.000, pese a ser requeridas sólo 6.000- para activar una fórmula cuya toma en consideración en abril del 2016 ya contó con el rechazo del PP e incluso informes contrapuestos de los servicios jurídicos sobre la legalidad de dar luz verde a su entrada en la Cámara.

Casi tres años después de iniciar el proceso, y ante una expectación máxima con la presencia fuera y dentro del salón tanto de representantes de las asociaciones animalistas como de veterinarios, feriantes, la Federación de Municipios y organizaciones dedicadas a la caza, la pesca o la tauromaquia, la mayoría del Parlamento sacó adelante el dictamen de la comisión que ha perfilado la ILP, rechazando la totalidad de las enmiendas del PP que llegaban vivas a la sesión. Ciudadanos, Podemos y PSOE se congratularon por el acuerdo alcanzado, aclarando en sus sendas intervenciones que el texto deja fuera algunos de los sectores entre los que más fricciones y recelos se habían suscitado. Es el caso de la toros, la caza o la pesca deportiva, que la normativa especifica que se regirán por su propia regulación.

Obligaciones y prohibiciones
Artículo 6 (2,c)
El propietario debe proporcionar la posibilidad de realizar el ejercicio necesario, al menos dos paseos diarios a cada animal (...)
Artículo 6 (2,k)
Se debe comunicar la muerte del animal, en el plazo máximo de siete días hábiles al registro de identificación de animales de compañía, adjuntando el correspondiente certificado expedido por un veterinario donde se hagan constar las causas de la muerte y si presenta o no signos de violencia.
Artículo 7 (27)
Se prohibe la exhibición pública de animales muertos en actividades cinegéticas de caza mayor, fuera de los terrenos aptos para la práctica de la citada actividad. Asimismo, se prohibe el traslado de animales muertos en vehículos y remolques sin estar completamente tapados y ocultos a la vista.
Artículo 7 (28)
Se prohibe usar perros como barrera para impedir el paso del ganado.
Control de la población animal
Artículo 11 (1)
Los perros, gatos y hurones, en los casos regulados en la presente ley, deberán ser esterilizados bajo control veterinario, en los lugares autorizados debidamente para ello, que garanticen unas condiciones higiénico-sanitarias saludables para el animal, empleando procedimientos cuyos efectos fisiológicos sean mínimos, anulando la función reproductiva.
Traslado, espectáculos, filmaciones y publicidad
Artículo 13 (1,a)
Se prohibe la utilización de animales en espectáculos, peleas, fiestas populares, filmaciones, actividades publicitarias, actividades culturales o religiosas, y otras actividades que puedan ocasionarles daño o sufrimiento, que impliquen tortura, crueldad, maltrato, degradación o en aquellos en los que sean objeto de tratamientos antinaturales representando conductas o situaciones impropias de su especie.
Artículo 13 (1,b)
Se prohibe cualquier tipo de actuación circense con animales.
Centro de acogida de animales
Artículo 22 (1)
En las poblaciones de más de diez mil habitantes de la Comunidad Autónoma de La Rioja debe existir un centro de acogida de animales de compañía con capacidad suficiente para hacer frente a las necesidades de esos municipios y de los de su área de influencia.
Artículo 22 (2)
Los centros de acogida de animales de compañía podrán ser gestionados por la administración o asociaciones de protección de animales que actúen como entidades colaboradoras.
Artículo 24 (1)
Corresponde a los ayuntamientos recoger los animales que se encuentren perdidos o extraviados, sin identificar, asilvestrados o abandonados.
Artículo 24 (2)
Los ayuntamientos deben contar con un servicio de 24 horas de urgencia para la recogida y atención veterinaria de dichos animales, ya sea propio, mancomunado o convenido. Asimismo, les corresponde recoger y hacerse cargo de los animales internados en residencias de animales que no hubiesen sido retirados por sus propietarios en el plazo acordado.
Las colonias felinas urbanas
Artículo 31 (1)
Con objeto de promover tanto la protección como el control poblacional de colonias felinas, en aquellas ubicaciones urbanas donde existan las mismas, y donde las condiciones del entorno lo permitan, los ayuntamientos podrán constituir o autorizar la gestión de estas colonias.
Artículo 31 (6)
La colonia de gatos será alimentada diariamente y dispondrá en todo momento de agua limpia. El alimento se dispondrá en recipientes que no estén en contacto directo con el suelo, evitando así ensuciar la vía y los espacios públicos. Diariamente se mantendrá el espacio limpio para evitar riesgos sanitarios.
Inspección y vigilancia
Artículo 39 (1)
Los funcionarios que desarrollen las funciones de inspección y vigilancia recogidas en esta ley, están autorizados para acceder libremente, sin previa notificación, a todo establecimiento, instalación, vehículo o medio de transporte, o lugar en general, con la finalidad de comprobar el grado de cumplimiento de lo establecido en esta ley. Al efectuar una visita de inspección, deberán acreditar su condición ante el titular, su representante legal o persona debidamente autorizada o, en su defecto, ante cualquier empleado o persona compareciente que se hallara en el lugar.

Así lo subrayó en primer lugar Rebeca Grajea (Ciudadanos) para quien la normativa será una herramienta «para conseguir que La Rioja se convierta en una comunidad de referencia en protección animal, en la que se erradique el maltrato y se consolide el respeto a los animales», con especial hincapié en los de compañía. En sintonía con ese análisis, el portavoz de Podemos, Germán Cantabrana, destacó la «sensibilidad cada vez mayor de la sociedad riojana ante la crueldad que se ejerce contra los animales», así como el hecho de que la iniciativa haya emanado de la sociedad civil «pese a los continuos intentos del PP y su Gobierno de tumbarla, demorarla y presionar a los interesados».

LAS FRASES Jesús María García PSOE «El PP ha buscado crispar con la ley llamando a los colectivos que creía que se podrían sentir amenazados» Rebeca Grajea Ciudadanos «Esta ley servirá para que La Rioja se convierta en una comunidad de referencia en protección animal» Noemí Manzanos PP «Se ha mejorado el texto de la ILP que estaba repleto de ideología animalista, pero queda mucho por limar» Germán Cantabrana Podemos «Se trata de una iniciativa impulsada por la ciudadanía pese a los intentos del Gobierno de tumbarla»

Desde las filas socialistas, Jesús María García indicó que las exenciones de la normativa alcanzan también a, entre otros actores, los perros de asistencia, las especies protegidas, la ganadería profesional, el transporte de reses, la experimentación con animales o la matanza tradicional del cerdo. A partir de ahí y asumiendo que pese al arduo trabajo de mejoras todavía quedan matices puntuales que se solventarán en breve, el diputado del PSOE lamentó que a lo largo del proceso «el PP haya buscado la crispación, usando mentiras y medias verdades y llamando indiscriminadamente a los colectivos que creía que se podrían sentir amenazados».

¿Y el gallo y la gallina?

El PP mantuvo la posición fijada desde la entrada al Parlamento en agosto del 2015 de las firmas exigidas para un texto cuyo título -protección de los animales- y en palabras de Noemí Manzanos, «era bueno y todos los partidos compartimos, pero no así su contenido». «Un total de 64 páginas, reducidas ahora a 37, repletas de juicios de valor, extremismos e ideología animalista que atentaban contra la cultura y las tradiciones riojanas», aseguró Manzanos para sentenciar que, «pese a que el texto original se ha mejorado, aún queda mucho por limar». Como ejemplo y desde su punto de vista, la prohibición que se impone al uso de animales en actividades culturales o religiosas, lo cual podría poner en riesgo iconos como el gallo y la gallina de la catedral de Santo Domingo, la carrera de burros de Tricio o el toro ensogado de Cabretón.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente se sumó a las dudas de una normativa que, según Íñigo Nagore, «creará confusión y resulta de difícil aplicación» para el Ejecutivo. Una ley que incorpora una batería de obligaciones (15) y prohibiciones (30) «de asustar» que «regulan de forma tan exhaustiva que pueden llegar a ser absurdas». Nagore apuntó aquí desde la exigencia de dar dos paseos diarios a las mascotas hasta que los inspectores puedan acceder libremente a los lugares donde se sospeche que se incumple la norma. «Se hubieran ahorrado trabajo asumiendo el anteproyecto de Ley del Gobierno que han desdeñado pero es más claro y ponderado y cumple los mismos fines», espetó a la oposición.

Más

 

Fotos

Vídeos