La apertura de la veda de perdiz, liebre y becada convoca hoy a 11.000 cazadores riojanos

La práctica cinegética podrá desarrollarse en dos centenares de cotos repartidos por toda la región

JOSÉ I. GASCO

logroño. Cerca de once mil escopetas riojanas están convocadas hoy jueves, festividad de Todos los Santos, a la apertura de la veda de caza en La Rioja con la perdiz como pieza cinegética más codiciada en general, aunque también se autoriza la caza de liebres y becadas, además de poderse cobrar también conejo, malviz, paloma y zorro.

La caza menor general quedó abierta el pasado día 12 de octubre y, junto a la veda que se abre hoy, acabará a finales del próximo enero del 2019 con los mismos días que se puede cazar, horarios y la previsión del mismo cupo a cazar.

Periodo
La caza menor permanecerá abierta hasta el 31 de enero del 2019.
Días hábiles y horario
Jueves, domingos y festivos desde el amanecer hasta las 15 horas.

En lo que respecta al conejo, se siguen distinguiendo en La Rioja dos zonas claramente definidas: una en el valle del Ebro con presencia muy abundante de la especie, que llega a causar daños muy considerables, y otra en la sierra, donde resulta muy escasa o inexistente. Para el control de daños se autoriza la caza del conejo casi todo el año y, en concreto, en éste se habilitó la posibilidad de caza a todos los cotos en media veda. En cuanto a la perdiz, se ha visto de una forma desigual a lo largo del año en gran parte de los cotos riojanos.

En total son dos centenares de cotos riojanos, con una superficie cinegética de unas 147.000 hectáreas, en donde se podrá cazar las próximas semanas. Otras 15.000 hectáreas son terrenos no cinegéticos de una veintena de localidades riojanas en las que no está permitida la caza.

Los días y las horas en las que está permitida la práctica de este deporte son los jueves, domingos y festivos, hasta el próximo 31 de enero del 2019. El horario se extiende desde la salida de sol hasta las tres de la tarde. El cupo de caza de perdiz-liebre es de cuatro piezas por cada uno de los cazadores y día, con un máximo de dos liebres (salvo limitaciones de cada uno de los acotados).

Fuentes de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente afirmaron que en la campaña del pasado año, los cazadores se cobraron 244.071 unidades de diferentes especies de caza menor. De perdiz roja fueron capturadas 12.008 unidades; la cifra de conejos fue de 103.657; liebres se mataron 3.961; de codorniz se abatieron 22.970 piezas; otras 763 fueron becadas y la cifra de zorros cazados sumó 962.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos