Por ser alumnos sobresalientes

Ana Sáenz, Claudia Garoé, Cristina Barrio y Ángela de la Rosa figuran entre los premiados. h./ J.
Ana Sáenz, Claudia Garoé, Cristina Barrio y Ángela de la Rosa figuran entre los premiados. h. / J.

Educación entregó ayer a 77 estudiantes riojanos de distintos niveles los premios por las mejores calificaciones en el curso pasado

PILAR HIDALGO

Son, sencillamente, brillantes. Un total de 77 estudiantes riojanos de los ámbitos universitario y no universitario que obtuvieron las mejores calificaciones durante el pasado curso recibieron ayer los Premios a la Excelencia Académica; así como los Premios Extraordinarios de FP, de ESO y de Bachillerato, Olimpiadas y concursos.

También se distinguió a 19 coordinadores y profesores que les han preparado y acompañado en los distintos certámenes en los que han tomado parte. El consejero de Educación, Alberto Galiana, clausuró este entrañable acto, en el que reconoció el «esfuerzo, dedicación y responsabilidad» de estos alumnos sobresalientes porque «los buenos expedientes no caen del cielo».

EL PALMARÉS

Premios a la Excelencia Académica
Elena Ramos Gómez, María Magaña Martínez, Cristina Barrio Saralegui, Marta García Cueva, Laura Mallagary Corral y Ricardo Suanes Foncea.
Premios Extraordinarios
Ana Sáenz Molina e Iván Olagaray Benito (ESO) y Claudia Garoé Fernández-García y David Ercilla Ruiz (Bachillerato). Y en FP Nidia Barrios Arriola, Alexandru Perfil, Yara Gutiérrez Matute, Nerea Zabalo Echaniz, Sharom Dayana Aguilar Valdiviezo, Micaela Martínez Ruiz, Rodrigo Pérez Lasheras, Javier Lucas López, Irene Martín Mazo, Yasmina el Moussati Arrais y Ángela de la Rosa Sanabria.

«Tienes que organizarte bien para dedicarle tiempo al colegio y a otras actividades», exponía como clave para alcanzar este galardón Ana Sáenz Molina. Sólo así ha logrado el Premio Extraordinario de ESO.

Ana, como Claudia Garoé Fernández-García (Premio Extraordinario de Bachillerato), es alumna del IES Cosme García. Garoé se sentía ayer «orgullosa» momentos antes de recoger su distinción. «Supone la recompensa a un trabajo constante», afirmó.

La mayoría de los expedientes brillantes tenían nombres femeninos, como así ocurrió también en el caso de los niveles de FP y de Universidad. Uno de los galardones de FP recayó en Ángela de la Rosa Sanabria (estudiante en el IES La Laboral), quien confiaba en que unas excelentes calificaciones le ayuden en el acceso al mercado laboral. «Ante una misma experiencia, es algo que suma», consideró. Cristina Barrio Saralegui se impuso en el epígrafe universitario de Ciencias Sociales y Jurídicas y ha cosechado ya una beca en la embajada española en Corea. Esta najerina fue premiada por sus notas en la UPNA de Pamplona, donde se graduó. Pero el premio de ayer lo acogía con más cariño porque, dijo, «lo recibo en casa».