Alti defiende su inocencia

Ángel Gómez Alti, en una imagen de archivo/Antonio Díaz Uriel
Ángel Gómez Alti, en una imagen de archivo / Antonio Díaz Uriel

El preparador físico condenado a siete años de prisión por abusos sexuales a un discapacitado desmiente «las afirmaciones publicadas» y asegura que este «calvario» está arruinándole «la vida»

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Gómez Alti, el preparador físico condenado por la Audiencia Provincial de Logroño a siete años de prisión por un delito de abusos sexuales a un discapacitado intelectual, un vecino suyo de 19 años, emitió en el día de ayer, viernes 15 de marzo, un comunicado redactado, según explica él mismo, junto a su abogada, en el que declara que «debido a las informaciones aparecidas en los diferentes medios de comunicación, me veo obligado a desmentir las afirmaciones publicadas».

Alti se dirige «los medios de comunicación de todo el país», pues la noticia ha tenido trascendencia nacional, y advierte de que la sentencia fue dictada el 6 de febrero de 2019, «y desde entonces ningún medio se había hecho eco de ella». El condenado piensa que «alguna 'mano negra', por interés o por algún oscuro motivo, se ha hecho eco de ella en estos momentos en que está apelada ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, porque sigo defendiendo mi inocencia ante tal acusación». Para Alti, entrenador de numerosos atletas profesionales y populares de La Rioja y otras comunidades, «las informaciones reflejadas en los diferentes medios de comunicación son inciertas».

De hecho, asegura que, «desde que empezó este, mi calvario», con la denuncia en el 2017, «he seguido trabajando como lo he venido haciendo siempre, con la profesionalidad que me ha caracterizado». Y es que, asegura Alti, hasta ahora «nunca he sido objeto de ningún escándalo de esta índole (ni de ninguna otra), no he sido suspendido de ninguna de mis funciones, incluida la de entrenador del Club Añares Rioja, tal y como declara el presidente, Manel Vergara; sigo entrenando a los atletas y a los colectivos que siguen confiando en mí, y que son muchos».

Más

En este sentido, el condenado insiste en que «alguien quiere hacerme un daño innecesario». Desmintiendo, en concreto, una información del diario deportivo 'As', asegura que «tampoco es cierto que accediera al interior de ningún hotel» y también expone que «tampoco es cierto que la presunta víctima sufra solamente una discapacidad intelectiva, sino que también sufre una discapacidad visual» y describe al joven como «de apariencia normal, vive con sus tíos, de pocos recursos, después de la tragedia que padeció en su país, Rumanía».

Alti confiesa «una gran decepción con la prensa por haberme hecho portada de todos los medios de comunicación, arruinándome la vida», y es que, justifica, la sentencia no es firme, como ya ha informado anteriormente Diario LA RIOJA, y ya ha sido recurrida. «Creo que deben esperar al veredicto final, sin hacer un juicio paralelo», advierte Ángel Gómez Alti, apelando «con respeto al derecho que tiene todo ciudadano a la presunción de inocencia». La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja ha dictado siete años de prisión, otros siete de inhabilitación para trabajar con menores o discapacitados, diez años y medio de prohibición de acercarse a la víctima, seis años de libertad vigilada tras su salida de la cárcel y el pago de 8.000 euros en concepto de responsabilidad civil y abono de costas, si bien es cierto que ante la misma es posible presentar un recurso que Alti asegura ya ha formalizado.