Alquileres no 'mascoteros'

Una mujer con su mascota observa anuncios de casas en una inmobiliaria logroñesa. :: /Fernando Díaz
Una mujer con su mascota observa anuncios de casas en una inmobiliaria logroñesa. :: / Fernando Díaz

Las inmobiliarias afirman que los propietarios son reacios a arrendar sus viviendas por los destrozos que pueden causar los animales | Los dueños de animales encuentran más dificultades para que les alquilen pisos

Isabel Álvarez
ISABEL ÁLVAREZCalahorra

Alquiler y animales no suelen ser una conjunción factible. De hecho, encontrar un piso en el que admitan mascotas resulta muy complicado para las personas que tienen principalmente perros o gatos. Es el caso de Yolanda, una calagurritana que el 27 de enero tiene que dejar la vivienda en alquiler en la que reside, con sus tres hijos y un perro. Encontrar un piso en el que admitan mascotas se está convirtiendo para ella en toda una odisea.

Así lo confirman también las inmobiliarias consultadas por Diario LA RIOJA. Mario Fuertes, de Inmobiliaria Casas Rioja y Navarra, es tajante: «La mayoría de los propietarios no quieren mascotas, porque tienen miedo a que les estropeen el piso». No obstante, precisa, «sí que hay gente que está dispuesta a que entre una mascota, pero son los menos. En general, los propietarios no quieren animales».

La situación la confirma la Inmobiliaria Casa 14 de Calahorra. «Cuesta muchísimo encontrar un piso en el que admitan perros, porque luego se da el caso, como nos ha pasado, que te encuentras con incidencias desagradables. Pero no es por el animal en sí -dice-, sino porque hay propietarios que no son nada responsables», comentan desde esta inmobiliaria. De hecho, en su caso, como propietaria de una vivienda en alquiler, se ha visto en esa situación: «El piso se quedó destrozado y desde entonces soy la primera que no quiero animales».

«Hay gente que está dispuesta a que entre una mascota, pero son los menos» MARIO FUERTES / CASAS RIOJA Y NAVARRA

Por otro lado, desde la inmobiliaria se apunta la dificultad en general de encontrar pisos en alquiler por otras circunstancias. «Primero, que en Calahorra apenas hay pisos para alquilar, otros propietarios tampoco quieren alquilar a familias con niños...», dice.

«Yo tengo animales en casa, pero soy consciente de que los propietarios son reticentes por los destrozos que se pueden producir en el piso. La mayoría no quiere inquilinos con animales, así que es muy difícil encontrar pisos en los que se admitan mascotas», afirman desde Inmobiliaria Bebricio en Calahorra.

«Recibimos muchas llamadas de familias que necesitan un alquiler y no les dejan meter a un perro» ESTHER ENCISO / RED AYUDA ANIMAL

«Cuesta mucho encontrar un piso en alquiler para personas con animales», sentencian, por su parte, desde Inmobiliaria Piriz en Calahorra. «Los propietarios ponen muchas reticencias, pero la culpa suele ser por los inquilinos porque nos encontramos casos de gente que no tiene cuidado con el animal en el piso». «En una ocasión, tuvimos que tirar un sofá entero de cómo se había quedado por el perro», lamenta. De todos modos, reconoce que algún propietario no tiene inconvenientes en alquilar pisos con mascotas. «En estos casos en el contrato se puede poner una cláusula que el inquilino se tiene que hacer cargo de todos los desperfectos que pueda causar el animal», indican desde esta inmobiliaria.

La protectora

Las protectoras de animales no son ajenas a esta problemática. «Es muy complicado encontrar pisos en los que admitan animales», sostiene Esther Enciso, de Red Ayuda Animal de Calahorra. «Nosotros recibimos muchas llamadas de familias que necesitan un piso de alquiler y no les dejan meter a un perro», explica.

Por otro lado, Enciso se queja de que en los contratos se pone por defecto que no admiten animales cuando no se ha preguntado al dueño del piso. «Es algo que a mí me ha pasado. He querido alquilar un piso y en el contrato por defecto ponía que no se admitían animales», sostiene la presidenta de Red Ayuda Animal en Calahorra. «Yo creo que debería regularse mejor y dar más facilidades, porque la mayoría de la gente que tenemos mascotas somos responsables», opina.

¿Y qué dice la ley sobre prohibir mascotas en un piso de alquiler?

La ley no prohíbe directamente la tenencia de mascotas en un piso de alquiler. En este sentido, ni la Ley de Propiedad Horizontal, ni el Código Civil o el Penal citan de forma expresa esta prohibición.

Por otro lado, en materia de arrendamientos, La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) marca las pautas. Así, esta normativa no menciona de forma expresa esta prohibición, que deja libertad en este asunto, donde ambas partes pueden pactar los detalles.

En el artículo 4.2 se deja claro que «los arrendamientos de vivienda se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinados por la voluntad de los implicados». Esto significa que, si eres propietario, tienes derecho a prohibir mascotas en el alquiler siempre y cuando figure en el contrato.