Almazuelas solidarias

La presidenta de la asamblea de la AECC entregó una placa a una emocionada Charo Cordón. /  EP
La presidenta de la asamblea de la AECC entregó una placa a una emocionada Charo Cordón. / EP

La donación para la AECC recauda 2.000 euros en Alfaro

ERNESTO PASCUAL

Para Charo Cordón es una pasión heredada de sus mayores y que trae para contagiar entre los alfareños y adaptar al siglo XXI. Y también es una oportunidad para mostrar su solidaridad con uno de los colectivos que más trabajan para frenar y eliminar una de las lacras que hacen llorar a nuestra sociedad.

Un septiembre más, en el inicio del nuevo ejercicio, el Centro Cultural Caja Rioja-Bankia de Alfaro acogió la exposición de trabajos realizados durante el anterior curso por los alumnos del taller de almazuelas que imparte la alfareña Charo Cordón. Y un año más, y ya son once, Charo Cordón donó un colorido y vitalista tapiz elaborado por ella para sortearlo entre los vecinos de cara a recaudar fondos a favor de los proyectos y atenciones de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Entre el 1 y el 15 de septiembre, y con el título para la exposición de 'Almazuelas con telas y colores', más de mil personas cruzaron el umbral del templo y admiraron el trabajo desarrollado durante más de ocho meses por las alumnas en la vigésimo segunda edición de este curso. Entre los asistentes, también los representantes municipales como la alcaldesa Yolanda Preciado y varios concejales que acudieron a la inauguración de la muestra.

La AECC reconoció los 11 años que lleva Charo Cordón donando un tapiz

Entre los visitantes de la exposición y vecinos en general de la localidad riojabajeña, voluntarias de la AECC vendieron los boletos por un precio-donativo de un euro para el sorteo del tapiz cosido y donado por Charo Cordón. «Hemos recaudado una cantidad muy próxima a los 2.000 euros, una recaudación que es íntegra para la AECC», sonríe la directora del curso de almazuelas y donante del fruto de esa recaudación, un año más. En el sorteo, el número agraciado entre los casi 2.000 vendidos para que el tapiz decore su hogar ha sido el 456.

Ante esta continua colaboración cada año, y ya van once, la asamblea alfareña de la AECC quiso reconocer y agradecer la siempre disposición de Cordón. «Queremos mostrar nuestro agradecimiento, porque todos los años se acuerda y nos ayuda para recaudar para nuestros objetivos», pondera Isabel Orradre, presidenta de la asamblea alfareña de la Asociación.

Ese reconocimiento se materializó en la entrega de una placa con el perfil de La Rioja y el logotipo de la AECC. «El agradecimiento es a todos los participantes que han logrado que, un año más, la exposición sea un gran éxito de publico y recaudación», asiente Cordón mientras ya se prepara para un nuevo curso de almazuelas.

 

Fotos

Vídeos