El almacén se nutre de solidaridad

Voluntarios del Banco de Alimentos de La Rioja celebran la llegada al pabellón de los kilos de comida donados por los riojanos. :: /Juan Marín
Voluntarios del Banco de Alimentos de La Rioja celebran la llegada al pabellón de los kilos de comida donados por los riojanos. :: / Juan Marín

Los kilos de comida donados en la Gran Recogida van llegando al Banco de Alimentos | Los voluntarios de la entidad terminarán de recepcionar los productos en esta semana y la próxima comenzarán a clasificarlos

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

Siguen llegando al pabellón del Banco de Alimentos de La Rioja furgonetas con paquetes, bolsas y tarros de la solidaridad donada por los riojanos durante la Gran Recogida, celebrada el pasado fin de semana.

«El 70 u 80% ya habrá entrado, pero continuamos recibiendo productos de los puntos más distantes de la región», indicó ayer el presidente de la entidad, José Manuel Pascual-Salcedo.

Y con cada lata, con cada nuevo tarro que recepcionan, acrecientan una «sensación buenísima». Para esta sexta edición de la campaña, el Banco de Alimentos de La Rioja se marcó el objetivo de rebasar los 171.800 kilos. En una primera estimación, a pie de las puertas de los 75 establecimientos de la región y Viana (Navarra) en que se situaron, avanzaron que la iniciativa se cerró este año con un total de 157.250 kilos frente a los 152.250 del pasado 2017.

«A finales de esta semana tendremos ya una aproximación bastante buena a la cifra exacta», señaló Pascual-Salcedo, ya que estos días se están dedicando a reunir todo el volumen de comida entregado por los riojanos y a pesarlo.

No obstante, el máximo representante del Banco de Alimentos de La Rioja apuntó que «hasta finales de mes no contaremos con el dato definitivo», fruto de que durante las dos o tres próximas semanas medio centenar de voluntarios lleven a cabo la labor de clasificación de los productos. «Sacan uno por uno, miran las fechas de caducidad y retiran si encuentran alguno en mal estado», detalló.

La Gran Recogida constituye la acción «más importante» que la entidad desarrolla en el segundo semestre del año para nutrir sus almacenes y suministrar comida a 10.000 personas en la región. «Este número de beneficiarios no creo que baje en un tiempo porque se trata de situaciones de pobreza enquistada, de las que resulta muy difícil salir», estimó Pascual-Salcedo. Aparte de esta macrooperación, el Banco se aprovisiona durante cada ejercicio de productos donados por empresas, por el FEGA y mediante Operaciones Kilo.

LA CIFRA

157.250 kilos se estima, en una primera aproximación, que se lograron en la Gran Recogida de este año.

 

Fotos

Vídeos