La agrupación de viticultores cobró el año pasado 1,03 euros por la uva tinta

La media de las operaciones suscritas en la cosecha de la helada se movió en una horquilla de entre 1,15 y 1,20 euros por kilo

A. GIL LOGROÑO.

La Agrupación de Viticultores de Fuenmayor cobró el año pasado la uva tinta a 1,03 euros el kilo, por debajo de las medias de la campaña que pudieron moverse entre 1,15 y 1,20 euros, con lo que para calcular de cara a esta vendimia habría que tener en cuenta el diferencial que existe entre un contrato a largo plazo como el firmado con este colectivo, que garantiza estabilidad también en caso de ajustes a la baja del mercado, con los que se suscriben únicamente para un año.

La agrupación y AGE firmaron su acuerdo quinquenal en marzo del año pasado -antes de la helada-, que permite a estos viticultores y la bodega trabajar con tranquilidad al menos hasta la cosecha del 2021, con un precio base de 88 céntimos que se actualiza en una cuarta parte, al alza o a la baja, en función de la situación del mercado.

Lo cierto es que, tras la obligatoriedad de la firma de contratos con la aprobación de la Ley de la Cadena Agroalimentaria, con precios y plazos de entrega por escrito, comienza a haber diferencias en el pago de la uvas, en parte por calidades, también por zonas, pero, sobre todo, por el tipo de contrato.

Los viticultores entregarán 5,5 millones de kilos de uva y otro medio millón de variedades blancas

De hecho, en los últimos años varios grandes grupos bodegueros, ante el crecimiento de ventas de Rioja y las inversiones y el crecimiento de otras compañías, comenzaron a hacer contratos plurianuales con viticultores o cooperativas para garantizarse el aprovisionamiento y la estabilidad, mientras que otros siguen acordando precios cada vendimia.

Asimismo, algunas bodegas referencian sus precios medios a determinadas operaciones, bien en uva bien en vino, lo que puede provocar oscilaciones importantes. Esto sucedió por ejemplo el año pasado, donde en un mismo municipio una bodega ha liquidado a 1,2 euros el kilo de uva tinta y otra vecina a 1,8 euros al tener como referencia el litro de vino en lugar del la uva. A consecuencia de la helada y la escasez, los precios del vino fueron mayores que los de uva el año pasado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos