«Es un día agridulce pero no hay otra salida si se incumplen las normas»

El nuevo presidente de ARAG-Asaja. :: Díaz Uriel/
El nuevo presidente de ARAG-Asaja. :: Díaz Uriel

Eduardo Pérez Hoces Presidente de ARAG-AsajaEl nuevo y joven dirigente de la organización agraria respalda la decisión de expulsión

A. GIL LOGROÑO.

«Es un día agriculce, tanto para ARAG-Asaja, como para mí; como socio y ahora como presidente, es el momento más duro y triste que he vivido en esta organización pero cuando alguien incumple las normas y los estatutos no queda otra salida».

En su primer discurso tras ser elegido el presidente regional más joven de Asaja, Eduardo Pérez Hoces (29 años), no eludió la difícil votación previa a su elección que se saldó con la expulsión de catorce compañeros, algunos de ellos jóvenes viticultores [como él mismo] y otros sindicalistas y dirigentes históricos: «Si no se hubiera actuado así -añadió- habríamos perjudicado a toda la organización y a su credibilidad».

Pérez Hoces, viticultor de Arenzana de Arriba, logró un importante respaldo de casi el 90% de los asistentes a la asamblea y, aunque las expulsiones ya son un hecho a todos los efectos -si no lo remedian los tribunales-, está por ver si la herida abierta con el nacimiento de Avira acaba pasando factura a ARAG-Asaja: «Yo también soy viticultor de La Rioja Alta, hay muchos asociados de Asaja en esa comarca y seguro que los vamos a seguir teniendo», zanjó ante las preguntas de los periodistas.

Pérez Hoces, emocionado, agradeció a su gente más cercana la confianza y el apoyo, así como a sus predecesores en el cargo, José Ángel Alegría y Javier Rubio, y recordó que será padre el próximo mes de febrero. Como primer objetivo de su gestión situó «garantizar la actividad agraria de los agricultores y ganaderos riojanos para que podamos vivir en las mejores condiciones de calidad de vida y rentabilidad».

El presidente de ARAG-Asaja también defendió la renovación del campo y la adaptación a los nuevos tiempos, con una política de innovación que intentará impulsar desde su cargo.

Asimismo, reclamó al Gobierno de La Rioja la «asignatura pendiente» como es la «transmisión a las organizaciones agrarias del edificio de la calle Milicias de las antiguas cámaras agrarias. Pérez Hoces, con la incorporación de más gente joven a su equipo y de tres mujeres, afirmó que «la agricultura y ganadería riojana están más vivas que nunca», para concluir con un rotundo «viva ARAG-Asaja».

 

Fotos

Vídeos