Casi 150 agentes y un helicóptero policial blindarán los actos religiosos del sábado de la Misión Diocesana Euntes

Algunas calles afectadas por los actos de la Misión Diocesana Euntes fueron cerradas ayer. :: /Sonia Tercero
Algunas calles afectadas por los actos de la Misión Diocesana Euntes fueron cerradas ayer. :: / Sonia Tercero

El dispositivo de seguridad, que incluye la colocación de bloques de hormigón, estima que puedan darse cita en la misa y la procesión más de 30.000 personas

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Casi nueve mil fieles en la misa de la plaza de toros de La Ribera, y una procesión por las calles de Logroño con 61 pasos o imágenes, una treintena de estandartes, 17 grupos de danzas y 14 bandas de música y tambores que se da por hecho que será multitudinaria. La capital espera una riada humana mañana por la tarde con motivo de los actos de inicio de la Misión Diocesana Euntes y la ciudad será blindada como ordena el nivel 4 de alerta antiterrorista (riesgo alto) en el que España está desde el 26 de junio del 2015.

Responsables del Ayuntamiento de Logroño y de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja han trabajado desde hace semanas en los preparativos de un dispositivo que pondrá en las calles a casi 150 agentes de las policías Nacional y Local, apoyados desde el aire por un helicóptero, y protegerá los accesos a la plaza de toros y el recorrido de la procesión con bloques de hormigón y plataformas metálicas móviles. «Estamos dentro del plan antiterrorista, que sigue en nivel 4, y eso obliga a un dispositivo de seguridad especial, que en este caso es especialmente complicado», admite, en declaraciones a Diario LA RIOJA, Luis Fernando Ascaso, inspector jefe de la sección operativa de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Logroño del Cuerpo Superior de Policía, que detalla algunas de las circunstancias que agravan las dificultades del despliegue: «Primero, porque esto es novedoso, no se ha celebrado un acto de este tipo jamás en Logroño. Hay una misa multitudinaria en la plaza de toros, en la que se espera la asistencia de unas 9.000 personas, pero es que además, luego el escenario es móvil, ya que hay que cubrir un recorrido de más de kilómetro y medio hasta la iglesia de Santiago, un acto en el que estimamos que podrían participar 30.000 personas o más porque procesionan imágenes muy queridas por la sociedad riojana», resume para sumar al catálogo de inconvenientes el de la duración del acto, hasta, al menos, las 22.30 horas.

Relacionadas

«Un dispositivo de seguridad nunca lo es al cien por cien, pero intentamos que sea lo máximo posible porque nos enfrentamos a amenazas muy fuertes», admite el inspector jefe, al que acompañarán mañana 80 funcionarios del cuerpo. Desde la Jefatura Superior de Policía de La Rioja serán movilizados efectivos de la Brigada de Información, de la Brigada de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), que serán reforzados con la llegada a Logroño de agentes de la UIP (Unidad de Intervención Policial), procedentes de Bilbao, que portarán armas largas al igual que los de la UPR; y de un helicóptero de la Policía Nacional enviado desde Zaragoza. También continuarán su trabajo los TEDAX (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos), que en los últimos días han inspeccionado y sellado las alcantarillas, además de revisar papeleras, contenedores y vehículos.

Los TEDAX, que han revisado y sellado esta semana el alcantarillado, intensificarán mañana la vigilancia en toda la zona

Ningún vehículo pesado podrá acceder al casco urbano de la ciudad sin autorización y escolta

Acceso vedado a camiones

El dispositivo contempla también la colocación el sábado por la mañana), de bloques de hormigón y plataformas móviles, junto a los que se ubicarán unidades móviles policiales, en diversos puntos -alrededores de la plaza de toros y en los 1,6 kilómetros del recorrido de la procesión- «para impedir el paso indeseado de vehículos», detalla Ascaso.

Junto al despliegue en esos escenarios, el plan establece la formación de un anillo exterior en las entradas de la ciudad con radiopatrullas, que van a impedir que ningún vehículo pesado entre en el casco urbano de Logroño sin autorización y escolta.

En toda esta labor participará la Policía Local de Logroño, que destinará al evento 65 agentes, los 17 del turno más 48 de refuerzo, en un servicio que se prolongará desde las 14.00 horas hasta las dos de la madrugada del domingo, según concretaba ayer a este periódico el concejal de Seguridad Ciudadana, Miguel Sainz. «Es complicado, pero está todo preparado», admitía el edil, que apoyaba su confianza en el «éxito» del desfile de las Fuerzas Armadas.

Aparte de las ya anunciadas afecciones en el transporte urbano, los actos organizados por la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño provocarán algunos cortes de vías. Desde las 15.00 horas de ayer y hasta la una de la madrugada del domingo está prohibido el acceso a la calle Intendencia y al aparcamiento de Valbuena -se han empezado ya a retirar los vehículos estacionados- para dejar espacio al más de medio centenar de autobuses fletados para el evento y a las decenas de vehículos y camiones encargados de trasladar las imágenes religiosas tras la procesión.

Ya mañana, las primeras calles afectadas por los cierres serán La Ribera, con la llegada e instalación de los pasos, y el Paseo del Prior; y, a partir de las 18.00, hora prevista de comienzo de la procesión, todas las calles del recorrido -La Ribera, Doce Ligero, avenida de la Paz, Portales, plaza Martínez Zaporta, Santiago y Barriocepo- y varias vías del entorno: Madre de Dios (entre la calle San Millán y el puente de Piedra), San Francisco, avenida de Navarra y calle Norte, camino de salida de Logroño, por el puente de Piedra, para los autocares y vehículos de transporte de imágenes.

El despliegue policial no será el único visible en la capital riojana, ya que el dispositivo de seguridad, en el que se contempla la intervención del SOS Rioja 112 y de los Bomberos de Logroño, incluye a Protección Civil (con 15 voluntarios y 3 vehículos) y Cruz Roja (con 25 voluntarios y 3 ambulancias). Junto a ellos, los más de 200 voluntarios de la diócesis que, ataviados con petos amarillos, ayudarán a todos los asistentes y a la organización.

 

Fotos

Vídeos