3.350 hectáreas dañadas por pedrisco, 2.640 de ellas de viña

3.350 hectáreas dañadas por pedrisco, 2.640 de ellas de viña

La tormenta de la semana pasada causó daños de incidencia «media/alta», según Agroseguro

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

La tormenta del lunes de la semana pasada deja un balance inicial de 3.350 hectáreas de cultivo afectadas por la piedra y el viento, fundamentalmente en La Rioja Baja, según la información facilitada por Agroseguro, que aún está peritando los daños en frutas y hortalizas y comenzando a analizar los del viñedo.

Fuentes de Agroseguro señalan que la incidencia de las consecuencias del pedrisco es «media/alta», aunque por el momento los únicos datos concretos son los partes de siniestros comunicados por los propios agricultores la pasada semana a la espera de los resultados de las peritaciones.

RESUMEN DE INCIDENCIAS POR TIPO DE SEGUROS

-
Uva de vinificación
2.638,48
hectáreas afectadas. Ausejo (500 hectáreas), Aldeanueva (352), Logroño (295), Calahorra (233) Tudelilla (213), Pradejón (188), El Villar de Arnedo (165) y Autol (116) son las localidades más dañadas.
-
Olivar
Los siniestros
comunicados a Agroseguro suman 36 hectáreas en 44 parcelas. Logroño, con casis 22 hectáreas, fue el municipio con más daño, seguido de Alfaro (8) y Calahorra (6).
-
Frutales
El total de hectáreas
afectadas fue de 360 de 614 parcelas. En este caso, los municipios más dañados fueron Alfaro (200 hectáreas), Aldeanueva (77 hectáreas), Calahorra (38), Quel (13,5) y Pradejón (9 hectáreas).
-
Cerezas
Los daños
en este caso se limitan a 2,57 hectáreas, localizadas en exclusiva en los municipios de Autol (0,46 hectáreas de dos parcelas) y Quel, con 2,11 hectáreas de 10 parcelas.
-
Cultivos herbáceos
La superficie aquejada
por las tormentas suma 274 hectáreas, con especial incidencia de Arnedo (47 hectáreas), Cervera de Río Alhama (42), El Redal (33 hectáreas), Aguilar (22) y Calahorra (18,5 hectáreas).
-
Hortalizas
En hortalizas
de invierno, los daños se concentran en Calahorra, en 3,41 hectáreas, mientras que en las de verano afectan a Pradejón (23,5), Calahorra (7,57), Quel (4,84) y Villar de Torre (0,69).

El viñedo, con 2.638 hectáreas es el cultivo más afectado en superficie y Ausejo, con siniestros que suman 500 hectáreas, fue la localidad más perjudicada. A continuación, se sitúan Aldeanueva (352), Calahorra (233), Tudelilla (213 hectáreas), Pradejón (188), El Villar de Arnedo (165) y Autol (116), lo que concreta que la tormenta se cebó especialmente en la zona del Cidacos, aunque también Logroño registró una importante incidencia con 295 hectáreas afectadas.

Las frutas, probablemente con consecuencias económicas más significativas que en los viñedos, fueron el segundo cultivo más dañado, con pera, melocotones y ciruelas como principales producciones perjudicadas. La superficie afectada en este caso, según los partes enviados por agricultores a Agroseguro, sería de 360 hectáreas, con los municipios riojabajeños de Alfaro, Aldeanueva, Calahorra, Pradejón y Quel como los más damnificados.

La cereza, que lleva una línea de seguro específica frente al resto de frutales, también se vio afectada, aunque en poco más de 2,5 hectáreas, fundamentalmente en la localidad de Quel. El cereal fue también otro de los cultivos más damnificados por la tormenta en La Rioja, con 274 hectáreas que han comunicado siniestro y con los municipios de Arnedo, Cervera, El Redal , Aguilar y Calahorra como los más sensibles.

En cuanto al olivar, los daños afectan a 36 hectáreas aseguradas, con Logroño (22 hectáreas) como principal municipio, seguido de Alfaro y Calahorra. Por último, en hortalizas, en las de invierno los daños fueron mucho más limitados (3,6 hectáreas en Calahorra), mientras que en las de verano Pradejón (23,5 hectáreas), seguido de Calahorra, Quel y Villar de Torre son los municipios con más incidencias de siniestros.

No hay tregua

Así las cosas, aunque la gran mayoría de daños se concentran en La Rioja Baja y, parcialmente, en Logroño, también hubo incidencias por siniestros menores en municipios como Sotés, Haro, Nájera, San Asensio, San Vicente, Treviana o Villar de Torre, según los partes remitidos por los agricultores a Agroseguro.

Lo cierto es que no hay tregua para el campo en las últimas campañas y, pese a que esta primavera no hubo una helada generalizada como la del año 2017 por San Prudencio, las temperaturas bajo cero en abril y mayo provocaron también daños importantes en los cultivos, según el balance semestral (de enero a junio) de Agroseguro.

En este sentido, se recibieron partes de siniestro de 14.391 parcelas de viñedo, con una superficie afectada de 7.163 hectáreas de Rioja Alavesa y de Rioja Alta. También las heladas tuvieron una importancia significativa en los frutales en la comunidad riojana, con 1.167 hectáreas afectadas, con la pera como principal víctima (846 hectáreas afectadas), pero también importantes en melocotón (172 hectáreas) y manzana (136 hectáreas), según los datos del balance semestral del presente ejercicio de Agroseguro.

Más