Entra en servicio el nudo de Recajo que une autopista, N-232, LO-20 y Autovía del Camino

Entra en servicio el nudo de Recajo que une autopista, N-232,  LO-20 y Autovía del Camino

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asistido esta tarde a la apertura al tráfico del nuevo enlace, que ha exigido una inversión de 16 millones

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asistido esta tarde a la puesta en servicio del nudo de Recajo que conecta la autopista AP-68, con la actual circunvalación de Logroño LO-20, la N-232 y la Autovía del Camino A-12 en territorio navarro. Una glorieta da acceso a la nueva playa de peaje situada en Recajo desde la cual nacen los ramales que sirven a todos los movimientos de conexión con la autopista AP-68.

Al acto han asistido también el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros; el consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas; el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, y los alcaldes de Logroño y de Agoncillo, Cuca Gamarra y Eduardo Ángel Fontecha, respectivamente, según informó ayer el Gobierno regional a través de un comunicado de prensa.

Las obras de este nudo comenzaron en el 2015 con el propósito de que finalizasen ese mismo ejercicio. Sin embargo, los trabajos se retrasaron un año y terminan unos dos meses después del último plazo fijado, en octubre pasado, por el entonces ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá. La demora ha obedecido a la necesidad de construir dos pasos elevados sobre la autopista para resolver el movimiento del tráfico desde la LO-20 en dirección Zaragoza y desde la autopista hacia la circunvalación.

Tal y como informó este diario el pasado día 6, a lo largo de las últimas jornadas se han ido terminando los detalles de la nueva infraestructura: la puesta de los hitos de deslinde, el tratamiento superficial de los caminos, el remate de los ramales y el cerramiento y las rampas de escape de los animales, entre otras actuaciones finales.

El nuevo nudo de comunicación ya se encontraba recogido dentro del convenio suscrito el 15 de marzo del 2010, entre la Administración General del Estado y la Autopista Vasco-Aragonesa. El presupuesto de las obras es de 13,5 millones de euros, si bien la inversión total de la actuación, incluidas las expropiaciones, la redacción del proyecto y el control y vigilancia, ha ascendido a los 16 millones. Esta infraestructura se enmarca dentro del proyecto que convertirá el tramo Navarrete-Arrúbal de la AP-68 en la futura ronda sur de Logroño y que salió a exposición pública el pasado enero.

 

Fotos

Vídeos