El plan de control tributario permitió aflorar en el 2016 una deuda de más de 13 millones

Domínguez y Bella, durante la rueda de prensa de ayer. :: juan marín/
Domínguez y Bella, durante la rueda de prensa de ayer. :: juan marín

El grueso del adeudo, 10,6 millones, afecta a actuaciones de control en las que el contribuyente no tenía ánimo defraudatorio

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ GALINDO

El Plan de Control Tributario permitió aflorar el año pasado en La Rioja más de 13 millones de euros a través de casi 16.600 actuaciones de control tributario y de lucha contra el fraude fiscal. Desde el 2011, la Dirección General de Tributos ha detectado una 'bolsa' no declarada de 103,5 millones, lo que representa el equivalente al 7,1% del Presupuesto de la Comunidad para el 2017.

RECAUDACIÓN POR FIGURA IMPOSITIVA

Patrimonio

euros, el 44% más que el año anterior. Se llevaron a cabo 301 actuaciones. Además 24 expedientes y dos actas por 11.000 euros.

Sucesiones y Donaciones

millones de euros recaudados a través de 11.985 actuaciones. Asimismo, siete expedientes y once actas por 64.000 euros.

Transmisiones y A. Jurídicos

millones de euros gracias a la realización de 2.882 actuaciones. También se desarrollaron 371 expedientes por 1,29 millones.

Tributos sobre el juego

euros detectados el año pasado por incumplimiento de los requisitos para el disfrute de tipos impositivos reducidos.

Tributos propios

euros a través de 253 liquidaciones de control y comprobación, y otros 11.000 euros por cuatro expedientes sancionadores.

Este programa de control tributario se enmarca dentro del 'Plan de Colaboración Pública y Social para la Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal', que tiene en «la transparencia y la mejora de la información a los ciudadanos» uno de sus pilares básicos en repuesta a «la recomendación realizada por el foro de asesores fiscales». Así lo destacó ayer el titular de Administración Pública y Hacienda, Alfonso Domínguez, junto a la directora general de Tributos, Cristina Bella, durante la presentación de los resultados del 2016 y las actuaciones previstas para este ejercicio.

El consejero explicó que el año pasado, Hacienda descubrió más de 13 millones de euros, una cantidad que se queda por debajo de los 21 millones aflorados en el 2015. En este sentido, Domínguez precisó que no se trata de un descenso. Obedece, argumentó, a «un pequeño decalaje por unas comprobaciones que se hicieron durante la última fase del año». Ese dinero, por tanto, «se recuperará» a lo largo de este año y, de hecho, la recaudación «ya ha crecido el 30%» durante el primer trimestre respecto al ejercicio pasado.

El consejero añadió que también hay que diferenciar entre las actuaciones de puro control y comprobación de que los hechos imponibles declarados por el contribuyente son correctos y se ajustan a la legalidad tributaria, de las que tienen un componente defraudatorio. En el primer caso, las actuaciones permitieron aflorar 10,6 millones de euros, mientras que en el caso de las actas de inspección y procedimientos sancionadores, donde se observa «una clara voluntad defraudatoria», ascendieron a casi 1,4 millones. Asimismo, en la fase de recaudación ejecutiva se destapó otro millón de euros. Tras las actuaciones de control llevadas a cabo por Hacienda se logró ingresar 9,6 millones de euros, lo que supone el 73,8% de la deuda aflorada, lo que representa el 4% más que en el ejercicio precedente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos